STING "EVERYBODY LAUGHED BUT YOU": COMPLEJIDAD SENTIMENTAL


  Esta canción de Sting quizá no sea la mejor del Mundo, pero destaca por la variedad de sensaciones y sentimientos que es capaz de generar en menos de 4 minutos; con gran ligereza, energía y sencillez, alterna sensaciones y sentimientos tan diversos como la alegría, la tristeza, la melancolía, la dulzura, el amor, el misterio y el desasosiego. Escuchando esta canción sin saber de qué se trata podemos recrear múltiples historias en nuestra cabeza: una película clásica de cine negro, un verano playero en familia cuando aún éramos niños, el primer amor, el final de una vida por asesinato, la primavera; un baile de verbena, la reina María Antonieta tomando té con sus huéspedes en su palacio rococó mientras se conspira contra su vida... Un baile de máscaras en Venecia,  un río, agua que corre, un bello atardecer abrazada a tu abuelita, una belleza inalcanzable que augura problemas; una traición a punto de perpetrarse, una reyerta entre mosqueteros, el contemplar silencioso de quien se siente solo en un ambiente festivo... La canción habla sobre el amor a la fidelidad de un amigo-amante (no queda muy clara la relación) desde la postura de quien ha sufrido desengaños y burlas por parte de los demás, por lo que no es de extrañar que libere sentimientos tan diversos y enloquecidos. Pero en cualquier caso  su grandeza radica en que puede evocar muchas otras historias, totalmente distintas, donde tienen cabida todo tipo de sentimientos encontrados. Se ajusta prácticamente a cualquier circunstancia, es imaginación pura, rezuma vida. 






LOS 80: MEJOR ÉPOCA MUSICAL


NIK KERSHAW - "WOULDN`T IT BE GOOD"



AL STEWART - "YEAR OF THE CAT"



A-HA - "TAKE ON ME"



NIK KERSHAW - "THE RIDDLE"



THE HUMAN LEAGUE - "DON´T YOU WANT ME"



DESIRELESS - "VOYAGE VOYAGE"



PHIL COLLINS - "ANOTHER DAY IN PARADISE"





TOKIO HOTEL


Dream Machine - Album Dream Machine (2017)





Dogs Unleashed - Album Humanoid (2009)






AMIRA WILLIGHAGEN


  ¡Ha nacido un nuevo Mozart! Increíble la voz de esta criaturita de solo 9 años (en el vídeo); ¡es como si el espíritu de La Callas la hubiera invadido! Si me lo hubieran contado no lo hubiera podido imaginar.

Pieza O Mío Babbino Caro. Giacomo Puccini. 







DE GUAPURAS Y SUS DESVENTAJAS


  Estar como un queso tiene sus ventajas, (¡qué duda cabe!), pero como tiene fecha de caducidad,  ¿no es más inteligente, (a medida que nos hacemos viejunos, que eso no se puede controlar...), verle los inconvenientes...? A todos, sin excepción, nos gusta sacarnos el máximo partido, especialmente por estas fechas tórridas y calenturientas en las que da mucha pereza tomarse la vida en serio y hurgar en tu interior. ¡Es un placer mirarte al espejo y comprobar que todavía estás de buen ver!, independientemente de que te lo digan, (guapura y dependencia emocional no van de la mano). Y no es cuestión de engreimiento, creído es aquél que se cree superior a otros por una cualidad, en tal caso es solo reconocer tu fortuna; el mérito es de la naturaleza la genética, ¡El Señor!, etc etc. Si te toca la lotería, ¿vas a sentirte desafortunado de tu potra porque otros no la tuvieron?, no ¿verdad...? No obstante es un arma de doble filo que hay que controlar porque, como la lotería, no es para siempre, y hay que saber muy bien cómo invertir ese "subidón" para que en un futuro no nos sintamos en desventaja. Así que guapos y guapas del mundo y no guapos que os creéis en desventaja, ¡vamos a ello!


Ventajas de no estar como un tren, (esto es un post veraniego no os lo toméis en serio eh...):

1. A la hora de vestir te sentirás más libre para elegir lo que te venga en gana, independientemente de la situación o a dónde vayas. Entiéndase, dentro de unos límites, ¡tampoco vamos a ir de gala en una fiesta de pijamas por ser menos agraciad@s! Hay situaciones en las que una mujer "agraciada" está más expuesta al peligro que otra menos sexy. Si vas por una calle poco transitada a altas horas de la noche con minifalda y escote y tienes la mala suerte de cruzarte con según que personaje/s, el riesgo de violación es más elevado que siendo una dulce ancianita, (sí, las pueden atracar, pero no es lo mismo). Y por supuesto todo el mundo es libre de vestir como quiera, ¡faltaría más!, solo indico que, porcentualmente, los riesgos de encontronazos con depravados, cuando éstos merodean cerca, son mayores. Aumento de probabilidad de acoso laboral si somos empleadas; de críticas infundadas sobre tu engreimiento si eres jefa y te da la gana de vestir con "exceso" de maquillaje, ropa demasiado pija o provocativa... Haz running o ve al gimnasio pintada  como una mona siendo atractiva y serás presumida, (a secas), hazlo siendo más bien fea y demostrarás tener una alto concepto de ti misma, ¡alegría de vivir!, una excelente aptitud...

2. No tendrás que soportar miradas indiscretas el día que por x motivos desees ser invisible y que nadie te moleste.

3. Dejarás de oír esa absurda cantinela de "con lo guap@ que eres" cuando las cosas te salgan torcidas y tengas a tu alrededor a "amig@s" que desean "animarte", o gente inmadura o con no mucho tino que cree realmente que el físico aporta algún valor a la personalidad. Ejemplo recurrente cuando sufres mal de amores y necesitas creer en ti misma, ¿acaso tus dotes están en tus facciones o en tu talla...?

4. En sinfonía con el punto 3, evitarás algunos prejuicios de personas timoratas o gilipoyescas que relacionan fisionomía con personalidad. Ejemplos miles. Pero os voy a poner uno muy claro: Woody Allen. Aaayy es entrañable, filosófico, ¡sensible...! Imaginaros que lo metemos en quirófano hasta convertirlo en Jon Kortajarena, (para quien no sepa el menda de la imagen); ¿estáis seguros de que sus disquisiciones no serían un pelín egocéntricas, neuróticas y cargantes...? Al contrario de lo que se suele pensar, en esta sociedad envidiosa ser atractivo, de entrada, favorece más a la antipatía que a la simpatía. Una persona fea sin pareja tiene su excusa; una guapa... "por algo será...". Si trabajan de cara al público también parece que  es un atributo que les ayudó a consolidar su puesto, (una cosa es hacerte más visible en el c.v. y otra mantener tu trabajo por tu cara bonita), etc etc.

5. Mayor probabilidad de tener amistades sinceras entre el sexo contrario sin peligro de empotramiento o propuestas que superen la amistad.

6. Poder ir de fiesta sin que te molesten... No a todas las mujeres, (e imagino que hombres), nos gusta que nos entre cualquiera (osease, sin previas miradas y señales mutuas, no me refiero a nivel de belleza) por ser "el objeto más bonito de la sala". El halago que eso pueda suponer en un momento de bajón de autoestima y tontería "adolescente" no es comparable a poder bailar o hablar a tu bola, con quien te de la gana. 

Y, en definitiva, que ser guap@ muchas veces está sobrevalorado y ser del montón o incluso fe@ también tiene sus ventajas. Os lo dice una que en su día fue una niña fea.  Así que guapos guapas con fecha de caducidad, no os preocupéis, ¡nos espera el paraíso...! (juasjuasjuas).





"BOHEMIAN RHAPSODY": TRASFONDO MISERABLE (2)



  Película flojilla correctamente interpretada, (de ahí el 2), hay que echarle huevos para asumir el reto. Los puntos que restan el 10 bien merecidos también, por maniqueísta. Desconozco la vida de este hombre, se comenta que le gustaba mucho ir de parranda, que tuvo múltiples amantes; que si las drogas el alcohol, las ínfulas de estrella... Que sí... que está muy manido lo de sexo drogas y rock and roll; que las estrellas tienen su corazoncito y vulnerabilidad... Pero hay que ser miserable para convertir la vida de un hombre que alcanzó la leyenda en la de un millennial rebelde sin causa, que adora vestir extravagante y se mete en muchos líos para que no le llamen gay. Tendrá que mostrarnos algo que justifique su talento y su fama; pero aquí no se aprecia su amor por la música, su necesidad de trasmitir a través de ella su verdad. No sabemos porqué actúa. No sabemos ni si piensa. Es un mero espectáculo de formas y gestos, la mayoría blandengues y lloricas; ideales para que cualquiera pueda sentirse identificado. Una película (con o sin intención); idónea para cubrir de gloria al espectador selfie siempre ansioso de notoriedad. Este Freddie es fácilmente superable por todos, porque es solo una máscara. Se realizó con ansiedad con vistas al taquillazo; sin el amor que merece una película biográfica. Ni siquiera se documentaron bien sobre los eventos y fechas. Y para colmo con moratina final de regeneración zen al verle las orejas al lobo, (la muerte); conclusiones absurdas que relacionan el desmadre con el mal y la contención con el bien. Personajes que se relacionan o se enfadan a golpe de guión (la única que se acerca a la realidad, edulcorada, la de su novia); personajes cartón piedra, malogrados, ni que no hubiesen tenido material para informarse bien... Francamente indignante.




"TIGOT"


















   Las manecillas del reloj han muerto sobre la húmeda colina, frente la vieja y mortecina aldea. Ese pequeño y denso conglomerado de casuchas de piedra, adobe y paja, que sitúa un punto negro en el mapa de Morrospo.

  Para Tigot no pasa el tiempo, todo en él evoca la sangrienta y salvaje Edad media morrospeña; es como si te transportara… Pasear por sus callejuelas supone ensordecer con el retumbante paso de la caballería y los carruajes; ¡las voces del mercado! Su aroma es el del incienso, el orín y la putrefacción. Su polvoriento aire es al tacto áspero, pegajoso, ¡virulento!, se te pone la piel de gallina sin saber por qué. Lo mejor que tiene son sus vistas, ¡y eso que no es hermoso! Forficado por boscosas colinas, el pueblo se aglomera circundando el antiguo pero intacto castillo, construcción del siglo XIII, enorme y mostrenca, rodeada por un foso del que no se sabe qué cobija... Tiene como seña característica un altísimo torreón grisáceo como un palomo de capital. El trazado urbano es desigual y de difícil ubicación, aún tratándose de una aldea pequeña, es fácil perderse; las callejuelas estrechas, trazadas para las dimensiones de los carruajes, albergan casas de una sola planta, erigidas sobre heterogéneos pedruscos negros y grises que parecen puestos al azar; ventanas enrejadas por toscos barrotes de hierro y altos techos de paja. El pavimento, por supuesto sin asfaltar, empedrado o arenoso, hace honor a aquellos tiempos en que el caballo tenía más privilegios que muchos hombres.


  Pero el grotesco y tétrico aspecto del pueblo, que va tornándose más tenebroso en el transcurso de la tarde; no es nada en comparación con esa Impresión. Esa sensación que forja una huella imborrable en el visitante: vértigo, desolación, ¡angustia! Pavor... Hacen que hasta el más insensato de los turistas reniegue de su curiosidad.



  Empieza por el relinchar de unos caballos y el vocerío de aquellas gentes del pasado; luego llega una oleada de los putrefactos aromas de antaño. Y esa opresión mental… ¡ese impulso frenético por adentrarse en lo más profundo del pueblo! Que se enfrenta a ese otro juicio, proveniente de no se sabe dónde; que susurra desde el "propio" pensamiento: “hoy, es tu último día”. ¡Los visitantes huyen despavoridos!, algunos, a gritos y violentamente, otros llorosos y pausados; siempre confusos y temerosos de sus propios pensamientos irracionales. Pero la peor parte, suele llegarles a los que se encaran con la verdad, ¡a los valientes!, a aquellos que no desprecian lo fantasmagórico, (a pesar de las evidencias). Para estos, el estigma de Tigot es más profundo… ¡Se tiran al suelo dando coces!, ¡se golpean la cabeza contra un muro! Hasta chorrear sangre. Algunos salen corriendo pueblo adentro.



  De estos últimos, no se vuelve a saber nada.


  Hoy, enterrado desde el año 1617, me he encontrado con el testimonio de una de sus aldeanas, una joven campesina que, sin embargo, supo leer y escribir; tal vez para hacernos testigos de algo importante a nosotros, generaciones futuras.


Intentaré transcribir fiel al relato original:


 “Mi nombre es Neanne y soy una doncella campesina de 20 años. Empiezo con estos dos apelativos porque en mi época ambas cosas son muy importantes para una mujer: el ser doncella te da cierto valor místico sobre los hombres; el valor del regalo sin estrenar, (pero valor al fin y al cabo); el de campesina te niega cualquier artificio que pueda tener dicho valor, y como se suele decir "es más sincera, ¡menos mentirosa!, ¡la virtud de la campesina hermosa!", (menuda tontería...). Tal vez por eso fui yo la elegida.


  Diez años, ¡la conquista de una década!, yo era una niña solitaria y triste desde que nací. Me gustaba más bordar y pescar que jugar con los demás niños; no sé muy bien porque, quizás intuyera algo… Pero todo esto, en realidad, no viene a cuento de lo que pasó justamente el día de mi cumpleaños así que voy al grano. Tras celebrarlo en mi casa con mi familia y amigos, ¡corrí al monte!, como solía acostumbrar. Y me eché a llorar. Pensaba, ¡qué tontería!, en mi niñez, que se iba poco a poco... En que ese años me tocaría cuidar a mi hermano Nando el pequeño; trabajar más duramente en el campo… “¡Neanne Neanne!, ¡a los 20 años... morirás!”.



   Me sentenció la montaña. Como si bajo la húmeda tierra que piso un séquito de cadáveres, guiados por un extraño ritual, sólo tuvieran como objetivo asustar a niñas de 10 años.


  Me asusté tanto... que eché a correr hacia la aldea, ¡con la esperanza de que fuera sólo un sueño!“¡Neanne a los 20 años morirás!”. Volvió a gritar la tierra; esta vez, más fuerte.


  Y luego retronó, ¡solo en mi cabeza!, junto a un ruido muy agudo y muy potente, como el de un silbido, pero ensordecedor... que me provocó un terrible dolor de cabeza. Mas no pude gritar.


  Llegué a casa temblando y las voces cesaron. Me preguntaron si me encontraba bien, que si estaba petrificada. Pero jamás conté nada de esto a nadie. Hoy cumplo 20 años, dentro de 5 minutos el reloj de la torre marcará las 12 de la madrugada y dejaré de cumplirlos: Y no ha pasado nada. Los he festejado como todos los años por esta fecha con la familia y amigos, ¡comiendo gallina, hidromiel y tocando la zambomba! ¡No ha pasado nada de particular!, sólo durante un rato he deseado comerme los intestinos de mi prometido _ ¡Jajaja! La pobre condenada mira, con ojos de lechuza asustada a su alrededor; no quiere entender que es "su mente" la que le habla..._ ¡Vaya!, lo que el miedo le hace a una pensar…, ¡qué tonterías…!




 "¡Dong!"¡Por fin la campana de la una!, ya puedo dormir tranquila, aunque no creo que pegue ojo en toda la noche. Sobretodo por el calor que hace ¡puff…! Le dan a una ganas de quitarse hasta las enaguas ¡puff…! Bueno Neanne, querida loquita, ¡a dormir! Mmmm, ¡¿dónde andará ahora Gascón el bandolero?! Me gustaría tanto fornicar con él ¡jaja!, ¡shuuu!, calma tu mente Neanne… has estado demasiado concentrada durante todo el día para que ahora digas tonterías ¡jeje! Shuuu… ¡a dormir!


  Aaaayyy cómo se clava la paja hoy habrá que cambiar el colchón. El de Andrés es más blando habrá que probar _ ¡locaaa se dirige a la habitación de su hermano! _ Aaayy Andresito Andrés... ¿eh…? ¡si esque veinte primaveras son muchas primaveras!, ¡muere Andresín!; ¡nooo! ¡qué estoy diciendo!, mejor me acuesto otra vez _ Y sin embargo locaaa se gira y se abalanza sobre Andresín sin más _  Aaaaahh aaaaah  aaaaah aaarrg _ ¡¡Bien locaaa ya matamos a ese llorón!!


  Mira sus manos ensangrentadas, con los ojos fuera de órbita _ ¡Nooo! ¡noooo! ¡¿Pero qué has hecho…?! Nooo no puede ser… _ Eso, sal por la puerta cobarde_ ¡¡déjame ya!! _ ahora a bailar putaaa, ahí vaaa cuesta abajooo jajaja _ ¡¡Socorro no puedo contenimermeee!! _ No obstante, ya duda de si ella soy yo _ ¡¡noooo!! esto es un barrio peligroso, ¡basta ya Neane vuelve en ti! _  Dice entre lloros y risas; quiero que se sienta humillada, vamos ríete guarraaa ríete que has matado a tu hermanín jiji. Llega a la plaza principal. Allí están Gascón y su panda de matones; podría hacer que la violaran pero igual hasta le gustaba. Además me gusta inspirar miedo a mis similares: ¡Pídeselo vamos puta! _ ¡Nooo!


_Gascón, hola guapo...

_ ¡Neanne! ¿Pero tú qué haces a estas horas aquí…?
_ ¿Y tú?, me apetecía verte, hace cinco años que mojo por ti. Creo que va siendo hora de que nos dejemos de tonterías, ¡ya he cumplido 20!
_ Sí, ¡si se nota que ya eres toda una mujer! _ no irás más allá de la teta, ésta es mía. ¡Mírame cerdo! ¡te cogí el puñal! _vale… tranquila.
_ ¿Tranquila?, ¡si eres tú el que tiembla! Tranquilo. Te lo devolveré ensangrentado por tus tripas _ ¡muy bien locaaa así me gusta! Clávaselo en las tripas, no lo quiero muerto. ¡Que sufra!
_ Aaaggg…
_ Gascoo Gas... yo...! _ vamos puta, a casita, ¡levanta!, ¿no…? bien, ¡pues a arrastras!_ Neaneee Neaneee… ¡que has hecho!_ ¡jajajaajaaa! Vamos  llorona gusana, ya sólo quedan unos peldaños.


  ¡Abre la puerta zorra!, así… _ ¡No la habitación de Fermín nooo! _ Ooh, cómo duerme el bribón si parece un angelote... Toma toma toma! Llora la loca condenada mientras se relame la sangre que le salpicó en la cara, ríe, salta de placer y llora. Su mueca es una desesperada máscara de patetismo grotesco, dolor y horror. Su belleza se transformó en una máscara carnavalesca; toda en ella rezuma pavor y demencia. Es mejor que se dé cuenta de que ha desmembrado a su novio y que tiene en sus manos el intestino_ ¡Noooo aaaah!



_ ¡Neaneee ne!_ ¡la madre! Oooh sí esto me emociona… Con la destreza del carnicero, loca degüella a su propia madre, ¡jajaja! _ ¡Nooo…! _ Sus ojos parecen dos guijarros de lo salidos que están. Venga sólo te queda el padre…


_Nean… ¡socorro!_ ¡te cogí! Y con la fuerza Sansón con sus débiles brazos le retuerce el pescuezo al bribón ¡jajajaa! _ ¡Nooo ¿qué he hecho…?! ¡Noooo…! ¡Déjame!, ¡¿qué quieres de mí…?!  _ ¿Y aún no lo sabes tonta? Ahora verás…

  Loca entra en su cuarto y hace todo lo que le pido. Se tumba en la cama, se desabrocha el corsé y hago que averigüe solita qué viene a continuación... La desgraciada no tiene fuerzas para seguir. Pero yo sí para manipularla... Levanta la daga sobre su vientre. Allí estará bien. ¡Perfecto! Tardarás más en morir...

  Ahora yo sólo seré tu cuerpo Neane. Eres perfectamente consciente de que soy yo, no tú; que has sido poseída… _Nooo… no… ¡Aaaaggg! _una_ ¡Aaaaah!_ dos. ¡Vamos a por el fémur!_ Aaaarrg_ ¡tres!_ Aaaaaaaggg _ ¡La cara! Cuatro…”




  Fin del tremendo relato; ¡estoy aturdido!, no sabía que tras tantos siglos pudiera seguir conservando su pavor. Y más aturdido aún por cómo pudo seguir escribiendo mientras estaba asesinando y muriendo... Mmmm curioso, ¿verdad?, ¡¡jejeje!! Qué bien lo pasé con esa putaaaa... Firmado: Satanás.





CUANDO EL DEPORTE ES ARTE










EL BUENISMO


(Ver vídeo referencia). No obstante... hay un modo muy simple de abatir a un buenista: siendo bueno. 

Si eres bueno e inteligente, porque te darás cuenta de lo vacíos y tontos que son sus argumentos, que solo buscan llamar la atención, (pataletas), porque no creen en nada ni en nadie; y sabes que eso no llena ni a un vanidoso. Si eres bueno y bonachón, porque te creerás sus argumentos y vivirás en unos bonitos ideales; no hay nada mejor que creer en algo (lo envidian), así que serás tú el que salgas ganando en la interacción.

En definitiva: o te darán pena, o sacarás "provecho" de ellos y sin esforzarte en vender la moto.
😆😆😆






OPINIÓN PERSONAL VS HISTORIA MUSICAL


  No estoy en contra de OT (Operación Triunfo), aunque no sea mi programa favorito, y los muchachines María y Mikel no me caen fatal, (al menos el día que los vi); es más simpatizo con ellos, yo a su edad (o algo antes) también quería mejorar el mundo a base de críticas pormenorizadas y radicales; no dejaba títere sin cabeza y mi vara justiciera no se detenía ante la riqueza ni el poder. Justicia universal, ¡igualdad ante todo! (jaja). Pero creo que no me hubiera atrevido a solicitar modificar la letra de una canción reconocida porque me chirría el oído al pronunciarla...

Y es que hace unos días hubo una polémica bastante sonada porque a una de las concursantes le dio por opinar que la palabra mariconez de la canción de Mecano "Quédate en Madrid" le sonaba homófoba, y solicitó poder modificarla por gilipoyez (otro palabro malsonante) al cantarla. El juicio en sí no está del todo mal: aunque completamente fuera de la realidad de la canción y simplista, (valorar una palabra sin tener en cuenta el contexto ni la historia lo es); puesto que mariconez es un término peyorativo para el colectivo LGTB, (aunque muchos de ellos se llamen maricón con colegueo y amistad). Pero de ahí a que se deba cambiar la letra original (aunque sea solo para cantarla ella en ese momento concreto, sin pretender ir más allá de su actuación), y que se abuchee a Ana Torroja por no ceder a esta concesión... Me parece preocupante además de ridículo.

Analicemos... No sin antes dejar claro que me refiero al común de las opiniones negativas sobre este embrollo, no solo a la de los chicos que abrieron el "debate".

1. Cargarse la Historia de un plumazo: a parte de la melodía y la letra las canciones son un documento histórico. A través de ella distinguimos una época, recordamos viejos tiempos, descubrimos cómo vivieron nuestros padres o abuelos... También sirve para analizar en qué debemos mejorar; pero desde el presente. Si nos cargamos parte del testimonio de aquellos tiempos, ¿sobré qué base pretendemos evolucionar? El pasado se puede juzgar e incluso condenar, pero jamás borrar.

Y naturalmente estos chicos no han pretendido ir tan lejos, solo se les ha ocurrido la idea de modificar la letra en una actuación, (y siempre bajo el consentimiento de Mecano), para hacerla a su gusto, (lo que es en parte apropiarse de la fama de otros, pero dejémoslo aquí...). Pero recordemos que han sido aplaudidos por personas ya maduras, que entienden de audiencia y, supongo, que de memoria histórica. Y es vergonzoso que un programa que forma nuevos músico  esté más pendiente de ganarse puntos ante la audiencia millennial que de exaltar los valores musicales.

2. Descontextualización: en primer lugar no tiene sentido ver ofensa en mariconez si se dice para ridiculizar la homofobia, como ocurre, precisamente, en esta canción. Por favor... ¡no han entendido absolutamente nada de la canción!, ¿pero la han escuchado...? El tema va sobre un hombretón de pelo en pecho, de esos que eructaban en señal de hombría y vivían con el lema de "los chicos no lloran", que se enamora hasta las trancas cuando pensaba que el amor era una cursilería y una gilipoyez, (metiéndonos en la piel del personaje ¡mariconez!); ya que, ¡cómo no!, el personaje es homófobo. Forma parte de la opinión del personaje, ¡no de Mecano!

El arte se entiende en su conjunto, no podemos saber de que va una película, o un libro, porque en la portada ponga puta, ("historia de una puta", "puta dictadura", etc)... que por supuesto solo debería referirse a una profesional, pero el que su uso requiera un visionado lingüístico  no significa que tenga connotaciones peyorativa en todas las frases, ni que sean las mismas.

En en esta canción el término mariconez, además... sirve para empatizar con las personas que por aquel entonces tenían esa forma retrógrada de pensar. Le está diciendo al tiarrón de pelo en pecho: "si a mí me ha pasado a ti también te puede pasar. Ahora soy feliz en mi sensibilidad". Un modo, muy sutil... de sensibilizar y unir a toda la audiencia. Que no todas las reivindicaciones se basan en pancartas y griteríos.



3. La molestia como el mejor argumento: pretender sensibilizar sobre una realidad social y ponerse a uno mismo como foco principal del conflicto, es totalmente contradictorio, (aunque se haga de buena fe). Decir que hiere tu sensibilidad una palabra que suena homófoba no es un argumento de peso que defienda nada ni a nadie más que tu a propia susceptibilidad (la sensibilidad, creo yo, es algo más complejo). Porque si no se argumenta más allá, si no se da motivos fuera del "yo", no estás defendiendo una causa social; solo te estás echando flores.

Lo que distingue la queja del compromiso heroico (siempre tiene algo de eso) es la acción, y me remonto a eso tan manido de "echos, no palabras". ¡Demuestra que de verdad te importa!, promueve campañas contra la desigualdad, ¡convéncenos de que por tu veredicto va más allá del chismorreo!; porque ser concursante de OT no es suficiente motivo, y encontrar sinónimos saben hasta los nenes de la ESO. Rómpete los sesos componiendo canciones que transmitan un mensaje transgresor pero que llegue al común de los mortales, y que no sea un tostón. Que manda narices... dar lecciones a Mecano que fueron uno de los grupos transgresores a favor de la diversidad sexual, como en la preciosa "mujer contra mujer", canción sobre el lesbianismo en tiempos en que no se podía ni susurrar.

4. Estar en desacuerdo es un derecho, censurar es un delito: en un punto estoy de acuerdo con María (la triunfita): el artista tiene que ser responsable con lo que escribe, su trabajo es público y ejerce gran influencia sobre la gente joven. Pero esta responsabilidad ya le pasa factura en las críticas o en la ausencia de público. Por supuesto que tenemos derecho a revisar y opinar lo que nos de la gana de los que llegan alto, ¡faltaría más! Pero tergiversar su trabajo sin permiso equivale a entrar en su casa sin ser invitado. Y en este caso, matizo, me refiero a la opinión pública que está en contra de que Mecano se hayan negado a la modificación; ya que los triunfitos fueron considerados y solicitaron su permiso.


Y en definitiva... ojalá la opinión de estos chicos sirva para que nos planteemos todos cómo emplear el lenguaje de forma más positiva, (artistas y no artistas), en lugar de desatar una fuente de críticas y luchas de bandos. Pero, por favor, sin reñir con las reglas básicas de la semántica, que tanto le costó al profe inculcarnos, ni situarnos por encima del espacio sideral, no vaya a ser cosa que Don Quijote baje del caballo porque el sector animalista más obtuso no pueda sufrir esa injuria.




"NÓMADAS", FRANCO BATTIATO




  Impresionante canción de este peculiar e intenso genio. Esta canción es capaz de decir tanto como de transmitir sentimientos hasta conmover; yo ayer lloré a mares, (cabe decir porque era una de las favoritas de mi padre y porque él era un nómada, un culo inquieto).

La poesía echa canción.




PAPÁ. (PORFIRIO PABLO GOMILA MERCADAL. MAHÓN, MENORCA, 6/03/1944 - MADRID 28/02/2018)



   Te fuiste como viviste: valerosa y prudentemente. Mi corazón no puede creerse que ya no estás papá; tengo la corazonada de que en cualquier momento me llamarás, como hacías cada noche, para charlar de cómo había ido el día, siempre solíamos decirnos lo mismo (jaja). La última vez fue la tarde anterior, una vez ya montada en el cercanías (tren) alejándome de Madrid... Me dijiste que todo saldría bien, que la "prueba", (que en un principio iba a ser el lunes próximo, si hubiera sabido el adelanto hubiera vuelto a Madrid), sería otra salvación; creo que realmente lo creías así. Era la octava ¿o novena? intervención y en todas saliste, más o menos, bien parado, a pesar del riesgo... Tú eras demasiado vital para caer en la derrota, ¡papi mío!, ¡orgulloso como el Sol eras como un dios omnipotente que todo lo puede!

Llevaste tus últimos días con dignidad, orgullo, sabiduría... Me dijo mamá que el motivo que le diste a la enfermera para adelantar la "prueba"(como te gustaba llamarla) no fue otro que: "no es que me encuentre peor que ayer, es que quiero estar bien para poder cuidar de mis nietos lo antes posible", ¡dijiste!, siempre consciente de tu situación. Siempre digno, sabedor de dejar tu impronta en los demás, grababas tus palabras como un tatuaje al que volver en los momentos bajos, para tomar ejemplo. ¡Grande! Y no solo de palabra; siempre fuiste más de acción. Un señor de 73 años (te quedaban seis para los 74) con más curiosidad por la vida que much@s a sus 40. Recuerdos... cada fin de semana escogías un evento especial, cuidadosamente seleccionado, no te gustaba embrutecer tu mente con cualquier cosa. ¡Cine teatro conciertos óperas ballets...!, eligiendo casi siempre tú, (eras mandón qué se le va a hacer); saliendo a andar una hora diaria, (el médico solo te dijo andar, no necesariamente durante tanto tiempo, ¡pero tú necesitabas vencer a la aterosclerosis!, siempre tan guerrero...). Haciendo de tus anginas de pecho parte de tu superación personal, implantándolas como parte de tu yo, creo que ya ni caso les hacías. Durante la noche, si no había ninguna película interesante, preferías estudiar idiomas, "voy a aprender a hablar inglés a la perfección antes de morir", dijiste. Tantos viajes planificados al extranjero y a Menorca, tu tierra natal, donde ahora reposas en una de sus calas, Cala Mesquida, donde de niño fuiste feliz; acompañando a otros a recorrer mundo desde sus barcos, vigilando a los niños que se adentran en el mar, inconscientes de sus peligros y profundidades. Conociste mucho mundo, ¡y el que aún te quedaba por explorar...!

Puesto que lo más trágico de todo esto no es que te hayas ido, si tú lo hubieras implorado o nos hubieras abandonado por la estanquera... Pero no, la muerte te arrebató la vida, ¡sin tu consentimiento!; a una persona que era la vida misma, en toda su dureza y esplendor. Ese horror no lo tolero, no lo puedo concebir. 

Siempre hay un consuelo: no sufriste (eso dicen de los ataques cardíacos que son inminentes), estabas medio sedado, no sabías que era tu hora. ¡No sufriste! Eso hay que pensar. ¡Viviste intensamente, como quisiste!, tu inteligencia y don de gentes hicieron de ti un ser libre, ¡como muy pocos! Vivías conforme a tus ideas, nunca dejaste de ser un niño mayor (y a veces caprichoso) y te permitías, con más de 70 años, predicar con vigor tus ideales, contra viento y marea. ¿Feliz?, supongo que no siempre, no creo que eso fuera tu mayor preocupación. 

Sé que exprimiste la vida al máximo, como dijo el tío Francisco viviste 150 años, no 73, todos te admiraban y querían a pesar de a veces ser algo arrogante papi. De joven fuiste aquel jovencito inquieto que sale de su isla para embarcarse en la gran pecera, te fuiste con 17 años, ¡a Madrid Valencia Barcelona Madrid!; aprendiste una profesión (aparejador) que superaste en la práctica, llegando a gerente comercial de una gran empresa. Tuviste tres hijos, una mujer que te admiraba profundamente y una vida social envidiable. Viviste intensa y plenamente papá; ¡eso sí es un consuelo!

No eras el padre perfecto, acostumbrados como estamos a relacionar perfección con empalago (uuff las series americanas que tanto me gustan); pero no hay nadie más indóneo para el rol de padre que tú. Un hombre que sabía ayudar siendo, al mismos tiempo, riguroso; no querías ni por un segundo que tus hijos fueran blandos (la vida no lo es), y manipulabas... sí manipulabas, y muy bien; para conseguir que pensáramos y actuáramos como debíamos, asumiendo nuestras "propias" decisiones. Pero a veces sacabas tu corazón de padre, tímidamente, como suele ocurrir con las personas fuertes y auténticas, ¡sin aspavimientos ni falsedades! Desgraciadamente te teníamos tan idolatrado que hasta en tus defectos te imitábamos. Ahora me arrepiento tanto de no haberte dicho y hecho tantas cosas; de no haber mimado más tu corazón, fuerte pero sensible... ¡Papá y con tus nietos eras un bonachón!, con ellos te daba igual tu orgullo de león, ¡estabas irreconocible! 

Querido papá, son tantas las cosas que podría escribir... pero la pena me consume; me está costando varios bollos y mucho esfuerzo escribir estas palabras con coherencia, aún estoy en estado de shock. Pero no puedo permitir ni un minuto más no dejar tu legado para la posteridad, para aquellos que te conocieron y para los que ya no te conocerán. 

¿Sabéis quién era Cyrano de Bergerac, D`Artagnan...? Suena histriónico pero el carácter de mi padre era similar al de estos personajes, con más picardía, pragmatismo y complejidad (porque complejo eras un rato papi). Recuerdo, (en realidad no, todavía no puedo), con cariño tus idealismos desmedidos, tu indignación al referirte a algo que no estaba bien: una medida de gobierno inadecuada, (según tú), la moda de los selfies y el postureo, las penurias de los civiles en tiempos de guerra... Te lanzabas a dar tu "punto de vista", (por llamarlo de algún modo), como quien dice un mitin político, ¡defendías tus ideas con la pasión de un mosquetero! Arrojabas tus palabras como armas, riñendo la opinión de los demás que creías, sinceramente, que era incorrecta y hasta necia jajaja (aunque no lo dijeras claramente). Eras un intransigente (especialmente con quienes pensabas que en el fondo no tenían las ideas "tan claras" como tú, osea, casi todo el mundo jeje).Vivías tus ideales con una intensidad inaudita, en eso nos parecemos papá, (casi en lo único), solo que yo no me lanzo a predicarlos contra viento y marea. Pero eras encantador... la gente rebelde es encantadora y única en esta sociedad, tan vulgar... Hoy en día ni la gente joven se inmuta ante "sus" (los que los tiene) ideales, es un conformismo y borreguismo asqueroso. En los últimos años no te alterabas tanto en tu proclamación de un mundo "mejor", o directamente criticar lo que "está mal" de éste (tampoco nos vamos a engañar), para que no te subiera la tensión; y es admirable, con lo que te gustaba hacer de Don Quijote...

Y me niego a despedirme, tengo un padre rebelde, sensible, fuerte, inteligente, bueno, valiente, arrogante como un dios, con un amor a sí mismo desmedido, culto, complicado, inquieto,  apasionado, travieso, nervioso como un niño (aunque sabías controlarte cuando la ocasión lo requería)... Y que me quiere y al que quiero. Porque para mí es como si siguieras viviendo. Y trataré de seguir adelante para hacer honor a tu legado, que no puede ser en vano.


Tu hija que te ama: Laura.




¡BARBIE MATEMÁTICAS!



http://www.europapress.es/sociedad/educacion-00468/noticia-ocde-alerta-brecha-genero-estudios-tecnicos-espana-donde-proporcion-alumnas-puede-quedarse-12-20170912110047.html

  Según el último estudio del informe Pisa existe un desnivel primordial (click en enlace) entre los géneros y los estudios superiores: las chicas, a pesar de estar mejor capacitadas para los estudios (vídeo de abajo) que los chicos, obtienen peores resultados en matemáticas e ingeniería ¡Las carreras no están equiparadas al 50%!; ¡qué horror! (jajaja).
Sinceramente, creo que se nos está yendo un poco la pinza en este tema. No veo dónde está el drama en que las chicas que cursan estudios superiores actualmente prefieran carreras de letras, (¡derecho!, ¡literatura!), o ciencias de la salud (¡medicina!), a técnicas (robótica, ingeniería industrial...). Supongo, que es debido a que se prevé que en un futuro cercano, (lo que se dice mañana), nos vayamos a vivir a otro planeta, de ahí que se necesiten el máximo de cerebros cualificados para afrontar la situación; pues de lo contrario no veo dónde está el dramón. Si tan seguros estamos de la capacidad de nuestras estudiantes, este informe debería servir para sopesar qué trabajos son los que se deberían crear en el futuro; o para replantearnos si realmente la evolución va de cabeza a la tecnología como en las pelis de ciencia ficción o están surgiendo nuevas tendencias en el área de humanidades, (¿acaso es que esta rama no tiene derecho a evolucionar también?) Es mucho más sencillo invertir el orden,  (y responsabilidades), de los acontecimientos ¡y a meter a los estudiantes a  capón!, no vaya a ser cosa que en la Unión Europea se diga que no somos lo suficientemente modernos... ¿Y todo porque los estudiantes (jovencitos) con pene prefieren otra alternativa?, suena a coña... 

Si de verdad se cree, (como se dice en el vídeo de abajo), que las mujeres somos mejores estudiantes y que aspiramos a mejores puestos de trabajo, (aunque habría que definir qué son puestos superiores...); ¡¿a qué viene colocarnos a nosotras el muerto...?! Si según este informe los pobres estudiantes varones obtienen peores resultados y están menos motivados para puestos directivos, ¿por qué no existe la preocupación a la inversa.? Elemental querido Watson.

Lo sé, eso también sería ridículo... ¡pero ridículo por igual! ¿O no se trata de la famosa igualdad?, el fifty fifty; ¡el redondo 50%!

Ahora en serio, la verdad que es bonito ver una clase de jóvenes de todo color y condición: con pelo, calvos, tetas, penes, altos, bajos, negros, chinos, rubios, morenos, transexuales, gays, lesbianas... ¡Y por supuesto que todo esté equiparado y repartido al 50%! Un arcoíris absoluto. Pero el sistema educativo, además de bonito, debe regirse por la inteligencia; y no se puede pretender enseñar a mentes brillantes si damos más relevancia a los atributos físicos que a la libertad mental de los estudiantes. 

  Recordemos que tanto chicos como chicas estudian con el cerebro, no con los genitales.





¡HIPNOSIS!


  ¡He sido hipnotizada! Hace unas semanas. Fui a un espectáculo de hipnosis y... me dejé llevar... ¡Porque no es más que eso!, permitir que tu imaginación se imponga a tus miedos. ¡Una locura consciente y maravillosa! Entender que la magia existe: es un proceso mental, llámese sugestión si se quiere; si en ambos casos se disfruta, es lo mismo. 

Los doce conejitos de indias que la recibimos lo vivimos de un modo muy diferente, hubo un chico que quedó en trance tras la partida del hipnotista; y personas que no recordaron lo sucedido durante esa media hora de hipnosis. No fue mi caso. Para mí supuso un despertar al poder de mi imaginación: una confrontación conmigo misma; una liberación de mis temores en virtud de mi afán creativo. Un modo de decir en público: "me importa una mierda los convencionalismo y qué penséis de mí, me da la gana de soñar... De comprobar el poder de mi mente..." Y como soy tímida, lo hice aprovechando la intervención de un mago; la excusa.

Es como si fueras el niño payasete de la clase que desautoriza al maestro haciendo payasadas, salvo que en este caso la payasada es creer al "maestro". No obstante... no en todo. Como bien he dicho para mí supuso un soñar consciente; yo escuchaba las risas y aplausos del público, escuchaba la voz del hipnotista dando órdenes como la de un hombre, no un ser sobrenatural. Y como una buena escritora, me dejé llevar por mi libro a mi antojo. Hubo un ejercicio que consistía en imaginar que tenía un gran número de globos en mi mano; tal cantidad... que no podía ni bajar el brazo. ¡Y realmente lo notaba rígido por la elevación de los globos! Una sensación similar me invadió cuando mis párpados estaban "pegados", percibí la angustia de no poder abrir los ojos; ¡pero sintiendo la magia...! No pasó lo mismo cuando el cabrón del mago nos dio orden de sentir un orgasmo en público: no me dio la gana, es algo demasiado íntimo para sentirlo en un número circense; aunque supongo que alguien interpretaría mi cara de pedernal como la mayor expresión de placer, pero eso forma parte de la cura del "me importan una mierda sus opiniones". 

Curiosamente no es un acto de sumisión, ¡sino de libertad! De volver a sentir la necesidad de jugar. De invitar a tu fantasía a formar parte de tu realidad social, en el ambiente encorsetado de un teatro. ¡Resolver el enigma por el que pagas una entrada!, no quedarte con la duda del "inteligente incrédulo" que va a observar un truco por el que, no obstante, queda fascinado, (y por lo tanto cree más en la magia que yo). Fui feliz comprobando el poder de mi mente, de mi imaginación... Volé por encima de los complejos y convencionalismos. Creo que mi autoestima creció unos grados.

Y al terminar la actuación... me acerqué al "maestro", que nos había dado orden de olvidar todo lo sucedido durante la sesión, y le di mis impresiones de lo vivido; y por supuesto le comenté que lo del orgasmo no pude sentirlo, pues estaba bastante interesado en que yo (creo que la más mona de los panolis hipnotizados) sintiera un orgasmo con su varita mágica jajaja.



FRAGILIDAD...


  Temor a romperse en mil pedazos, en las manos de un gigante. Dudas, nerviosismo... ¡Sentir el pálpito de la vida a flor de piel! Eso es fragilidad; miles de ideas inconscientes purgando por salir a la luz. Por cambiar algo en tí. ¡Reconstruirte!

Ayer me enteré de que mi tía Carmen, a la que no tenía mucho aprecio, enloqueció; de repente, sin previo aviso. No se me ocurre muerte más horrible. Ella ya nunca se sentirá frágil, ni fuerte. Cabe la duda de la ignorancia de quienes no nos encontramos en ese estado, pero aún así...

Por eso, mientras podamos, sintámonos frágiles, ¡sintámonos vivos! Temamos rompernos, solo  así recordaremos que somos quebrantables, que podemos caer en cualquier momento y vivimos con más intensidad. ¡Seamos auténticos!, con nuestras neuras, complejos, orgullos o miedos. Llevemos al límite nuestra idiosincrasia; ¡sintámonos plenamente conscientes de nuestra realidad!


Porque nunca sabremos hasta cuándo podremos contar con ella



NAVIDAD


  ¡Hoy es Nochebuena tralará! y tengo por costumbre rehacer mis ilusiones y hacer lista de mis propósitos voluntariosos, (o deseosos de que lo sean jeje), y tal vez lo haga; pero como toda costumbre cansa, en especial a un alma rebelde, ¡voy a añadirle este artículo a mi blog! Pocas cosas se pueden decir que no estén ya redichas sobre estas fechas si se pretende rehuir del plano personal; ¡pero esque mi intención hoy es meterme de lleno en el topicazo!, ya que, en cierto grado, no deja de ser una forma de tradición. La Navidad para mí es más que nada sociabilidad y comunicación, así que,  aunque este dilema no esté al nivel del blog, en mi afán de amor al prójimo (jaja) y deseosa de  poder llegar al máximo de personas entrañables, (que por supuesto somos todos en estas fechas), ¡allá voy...!

NAVIDAD: ¿FALACIA CRUEL O AMOR PROFUNDO Y SINCERO?

Falacia cruel sin duda, pero solo para quienes viven bajo un puente o han perdido a muchos de sus seres queridos. Diría más, creo que en esas ocasiones la palabra falacia sobra, ya que no se está en disposición de plantearse semejantes memeces. Y esto me recuerda que para mí algún día, más lejano o más cercano; supondrá unos malditos días de recuerdos funestos y mucha tristeza. 

Por lo tanto... ¿por qué amargarse la vida con filosofías "progres" y pensamientos peterpanescos (pero entrañables, ok...jiji)? 

¡¡Aprovechemos la excusa que nos brindan estas fechas para ser más buenos, (por aquello de los Reyes Magos) y dar muchos besos y abrazos con la finalidad de que nos sean devueltos!! Celebremos que somos humanos, necesitados de amor, rebosantes de egoísmo y, en contadas ocasiones, deseosos de dar afecto sin recibir nada a cambio.


¡¡FELIZ NAVIDAD, PAZ AMOR Y FELICIDAD!! ¡Que rule el cava y el turrón!




¿TENEMOS NECESIDAD DE CERTEZAS ABSOLUTAS? (1)


  Estoy empezando a leer a Descartes así que perdón si digo alguna barbaridad sobre su persona. Sin embargo no pretendo hablar sobre él sino sobre lo que me inspiró su metodología; él duda de todo hasta llegar a una verdad inalterable: "pienso, luego existo". Doy por hecho sin embargo que no se olvidaría de las personas en estado de coma y dudó también de ellas y su "pensamiento", así como la eterna duda de si existir es lo mismo que vivir, si antes de llegar él a esta verdad absoluta de "pienso, luego existo" alguien ya había llegado a ella (y por lo tanto solo difundió el trabajo de otro), o si quienes no llegan nunca a esta conclusión están en perpetua duda... etc.

La cuestión es: si un filósofo tan excelente como Descartes tuviera la necesidad de dudar en ese momento, ¿es porque existen realmente verdades indudables, o más bien porque necesitamos "pisar tierra firme" en algún momento? Y esa verdad absoluta, ¿es el resumen de toda su filosofía de vida y personalidad o otro pensamiento en la misma línea que los demás (sin ser de más relevancia que los otros)?

Descartes era un filósofo, sin lugar a dudas, así que su conclusión se refiere al pensamiento, pero si hubiera sido un adolescente pasota rayado por la compra de un monopatín que, harto de rayarse, se dice: "¡al carajo este mismos!", ¿la necesidad de concretar una solución no habría sido similar?

Lo he estado consultando en un foro de filosofía y un forero me ha dado una respuesta que me resulta, más o menos, convincente: "Descartes tenía el pensamiento como meta, así que en ningún momento llegar a una conclusión podía suponer para él "tirar la toalla" y dejar su estudio al azar". No obstante... el caso del adolescente pasota tampoco se trata de "tirar la toalla"; su objetivo no es algo tan enrevesado como la psiquis humana y por lo tanto su responsabilidad con la solución tiene un calibre muy distinto. No se trata de un logro intelectual, de una creación, solo de una compra. Pero, en ambos casos, se trata de tomar una decisión para solucionar una incógnita... Una respuesta que les permita llegar a su objetivo: una conclusión (aunque esta se denomine azar) a su incertidumbre.

Así pues sí, las concreciones, las "verdades absolutas" (lo que yo antes denominé "pisar tierra firme"), son necesarias para cualquier hombre, chaval o sabio. Y aunque no se podría comparar en relevancia una vacuna que impida el cáncer (por ejemplo) a los primeros pasos de un bebé; todas las conclusiones y acciones que llevamos a cabo responden, entre otros factores, a una necesidad de sentirnos seguros, de comprender el mundo en que vivimos y nuestra propia naturaleza.



¿TENEMOS NECESIDAD DE TENER CERTEZAS ABSOLUTAS? (2)


  Estoy empezando a leer a Descartes (aunque en verdad lo tengo bastante aparcado porque me aburre un poquito...) así que perdón si digo alguna barbaridad sobre su persona. Sin embargo no pretendo hablar sobre él sino lo que me inspiró su metodología; él duda de todo hasta llegar a una verdad indudable: "pienso, luego existo". Estoy totalmente de acuerdo con esta afirmación; aunque no sé si podría darse como "certeza absoluta", tal cual la nombra, puesto que no todo el mundo llegará a ella aunque todos tengamos alguna vez otras certezas absolutas. No obstante la filosofía no es religión, no es un dogma de fé sino solo opiniones, de personalidades cultas y analíticas, pero opiniones a fin de cuentas; así que doy por hecho que Descartes no trataba de imponer ninguna verdad a nadie sino solo indagar en su pensamiento y tratar de convencer mediante él, (como todos hacemos alguna vez).

Lo que me llama la atención y el motivo por el que vuelvo a este tema, es por qué una persona que tenía como metodología la propia duda, y sabía que la constante duda es el elixir de la sabiduría, por qué buscaba una verdad indudable que supusiera una terrible realidad para él: la sabiduría tiene sus límites.

En el capítulo anterior ya llegué a la conclusión de que en el fondo todo se debe a la "necesidad". no primaria como beber y dormir, pero sí necesidad creada como alimento espiritual. No obstante eso no deja de ser una solución fácil, de raíz. Claro está que no le puedo preguntar a Descartes sobre por qué quiso crear una verdad "indudable", pero él me inspira para descubrir más acerca de nuestra "necesidad" de "pisar tierra firme", (vamos que es la excusa jeje).

Así pues todo se basa en necesidades de nuestro carácter o situación. Si Descartes no hubiera vivido una determinada vida no hubiera llegado a esta conclusión etc, es evidente. No obstante... ¿no sería más correcto llamar a las ideas abstractas creaciones (a pesar de ser también una necesidad)? Una creación es algo que enaltece, en un sentido o en otro, tanto al creador como al que está de acuerdo con esa creación; así que en realidad supongo que sería más correcto llamarla así.

Así que supongo que la conclusión a la que quiero llegar no es ni más ni menos que mi propio asombro ante la pregunta con la que empecé: ¿por qué ese empeño de Descartes de llegar a una "verdad limitada"?

Sigo sin comprenderlo, puesto que, racionalmente, es mejor tener verdades relativas sobre las que poder dudar algún día, o tener la esperanza de poder hacerlo. Puesto que, dependiendo del momento, estas verdades nos parecerán indudables o relativas; y en gran medida depende de nuestra emotividad... ¿Estaría pasando Descartes por un mal momento?, ¿un desamor, la muerte de un familiar?, ¿o por lo contrario se sentía tan pletórico que necesitaba sentirse dios y saberlo todo todo y todo?

Jaja, marujeos a parte creo que he llegado a una conclusión: nunca deja de sorprenderte la mente humana. Y supongo que para mí la "filosofía" (no me gustaba como asignatura en B.U.P.), es un aliciente para seguir explorando el mundo por mi cuenta, antes que un manual de respuestas perfectas. Es decir, la filosofía es, en realidad, una necesidad de respuestas más "emocionales" que "racionales". Y hoy Descartes me ha hecho reencontrarme con mi capacidad de sorprenderme.

¿Será la sorpresa el misterio... la verdadera motivación de la vida? Al plantearme esto, ¡estoy buscando "verdades absolutas"! Pero... creo que lo hago porque eso me supone un reto mayor, para seguir y seguir... buscando más "verdades absolutas". Y tal vez por eso Descartes buscaba una verdad "indudable":

  PORQUE MIENTRAS TENGAS CLARO QUE TODAS LAS CONCLUSIONES PUEDEN GENERAR UNA Y MIL DUDAS... MIENTRAS SEPAS QUE ESTARÁS EN CONSTANTE EVOLUCIÓN. ES ALENTADOR JUGAR A BUSCAR ESA "VERDAD INDUDABLE" QUE, POR UN MOMENTO, POR LA SORPRESA (MOMENTÁNEA) QUE REVELA EN TÍ, TE HARÁ CREER QUE EXISTEN VERDADES ABSOLUTAS. Y TE HARÁ SENTIR MÁS SEGURO, MÁS NIÑO...

En definitiva: sí, tenemos necesidad de poseer certezas absolutas; pero esta necesidad corresponde más al terreno sentimental que al racional. Responde más a la necesidad de sentirnos grandes, dominantes, curiosos... que a una motivación plenamente intelectual.

De ahí que en cualquier debate siempre se llega a un punto en que no se admite ninguna duda y para defender tus ideas (aunque lo digas bajo el respeto y con palabras como "es mi opinión cada uno tiene la suya...") te encabezonas en que tienes la razón. ¡¡Y punto!!



POCOYÓ


Inspirada en mi tío Sebastián, un toro al que el cáncer no puede tumbar.

  Eran ya las seis de la tarde; los peques, por fin, se habían dormido, agotando y alegrando al ya anciano señor, dispuesto a echar una cabezadita, como solía decir, antes de llevar a sus nietos a las fiestas de Alayor. Alayor, su pueblo, ¡qué pueblo!; único, pintoresco... con el encanto especial que tienen aquellas villas que son amadas, orgullosamente, por sus lugareños.
Él nació en Alayor, se casó, tuvo hijos ¡nietos!, en Alayor... Era parte de su tierra, edificios, tradiciones y gente. En Alayor todos eran hermanos, más, (o  menos...), avenidos. Y los extranjeros aún eran considerados con perspicacia e "idílica" curiosidad.

Y corría la tarde mientras Alayor se vestía de fiesta... Cientos de mozos mozas y niños con sus papás se agolpaban en las calles para ver los cabezudos y carrozas, que desfilaban, ¡alegres!, entre gritos comparsas y música electrónica, pop, tradicional... ¡Por ahí pasaba la primera!, ¡la carroza infantil de Clan tv!; Bob Esponja y Pocoyó a tamaño real se enfrascaban a lanzar caramelos y chocolatinas, a saludar a los niños, animados, que los miraban admirados y estupefactos.

Entre ellos, dos pequeños, de solo tres y cinco añitos, rubitos como querubines; habían conseguido esquivar toda la marabunta humana y ahí estaban: en primera fila. Sin papás, sin mamás; sin abuelo...

Pocoyó les vio y, muy amable, bajó de la carroza para saludar. "¡Hola amiguitos! ¿queréis ver la casa de Pocoyó? jiji" (imitó  la risa de los dibujos animados). "No sé si el abuelo nos dejará", "¿y dónde está el abuelo?", "estaba durmiendo en el sofá jeje", (dijo el mayor con picardía). "Aaaah" dijo Pocoyó "pillines ¡os habéis escapado!", y los dos hermanos rieron, ¡cómplices! "Entonces... ¿vamos a casa del yayo y le pegamos un susto?". "¡Siiii!".

Eran ya las ocho de la tarde cuando mi tío Sebastián despertó, ¡había dormido una hora de más!, se estaba tan a gusto sin jaleo en casa... 
"¡Lluc, Guiem!"

¡Los niños no estaban ahí! Iban camino a casa de Pocoyó. Donde una sorpresa inesperada les aguardaba...

Sebastián salió corriendo por la puerta, que, como siempre, había dejado abierta, forzando sus más de 100 kilos a galopar como un galgo.
"¡¿Eulalia has visto a Lluc y Guiem?!", "no, ¿qué pasa Sebastián?". Y Eulalia la vecina se unió a la búsqueda. Tampoco los había visto Pedro el panadero, ni María, la señora que siempre está mirando pasar las horas tras el portal. ¡Ni Ernesto, ni los de la oficina de Correos...!

Recorrieron calles, plazas, ¡locales nocturnos...!

"¡Abuelo!"
Ahí estaban, en la calle Sant Jordi, de la mano de Rosa y Manel. Que le explicaron a Sebastián que los habían reconocido del brazo de Crisitan, el hijo de Antonia; que estas fiestas iba disfrazado de Pocoyó. 
"¿Pero Cristian no estaba estudiando en Barcelona?", preguntó Sebastián. "Él nos dijo que era Cristian, no se quitó el cabezón de Pocoyó, y ya sabes que la voz no se distingue bien tras el cabezón". Los cuatros adultos se miraron con preocupación y desconfianza...

¡Pero ahí estaban los dos angelotes...!, ¡alegres y emocionados por haber conocido tan de cerca a Pocoyó! Y mi tío Sebastián prefirió olividar lo ocurrido. Cogió a los dos niños en brazos, que durmieron al cabo de pocos minutos, uno en cada hombro de mi robusto tío; y se dispuso a volver a casa. "Demasiadas emociones por hoy viejo", se dijo para sí mismo.

Cuando se dispuso a abrir la puerta de su casa, alguien,  le saludó:
"¡Buenas noches Sebastián y dulce carga!", dijo Pocoyó, pasando a todo gas por su lado. Mi tío, entrado en años y kilos, supo al instante que no podría alcanzarle.
Y entró en casa, su hogar, de toda la vida, de su pueblo padre, que le vio nacer y crecer entre hermanos... Pero, por prevención, esta vez cerró la puerta con llave antes de disponerse a ver la tele, confiando, en su sofá; aquél sofá que pasó de generación en generación.

Y antes de volver a echar una cabezadita, como solía decir, contempló la posibilidad de que Cristian hubiera regresado, por las fiestas, a su pueblo natal.




EL AMOR MÁS ALLÁ DE LOS TREINTA Y MUCHOS


  La mujer a partir de los treinta y muchos 40 no es princesa; es reina. Y esta analogía se cumple, te guste o no. La madurez y las relaciones afectivas de la mujer madura es fascinante y agria a su vez, (la masculina supongo que también pero es un tema que me está vetado por razones obvias, por mucho que hiciera apología de la igualdad). ¿Una salsa agridulce?, pues no, porque de dulce sí que no tiene nada... Voy a hablar desde las experiencias de mis amigas (jeje, ¡¡mía nunca!!), como mujer madura y soltera; de un modo realista, directo y alejado de los cuentos chinos sobre mujeres exitosas por divinas y folladoras,  (ejemplo gráfico la foto que encabeza el texto, serie "sexo en Nueva York"). Así que si tienes un día sensible o eres de los que lleva por bandera la supresión de géneros en post de la Igualdad, te recomiendo encarecidamente leer solo los dos últimos párrafos, ¡te van a encantar!

La idea que voy a desarrollar es la siguiente: mujer madura, si realmente quieres conseguir una pareja que te apasiones (no solo sexualmente) y ayude a realizar tus sueños, tienes que mentalizarte de que tienes que jugar un papel activo en el juego de la seducción. Y cuando hablo de conquista no me refiero necesariamente a manipulación, (al menos no en su totalidad), ni a empezar nosotras el juego en plan "soy yo la que entro al tío en la discoteca"; tampoco de ir a la caza indiscriminada para demostrar ser una doña Juana. Sino a conquistar desde nuestra feminidad, nuestros intereses; no para asemejarnos a ellos, sino por conseguir lo que casi todas deseamos: una "familia", aunque sea de dos.

Porque, amiga, si tienes más de 35 y estás sin pareja, (y quieres tenerla), tienes un enorme obstáculo a la hora de conseguirlo: la vecina infertilidad. Sí lo sé, normalmente se es fértil hasta entrados los 50 años; pero querida la sociedad no lo ve así. Y no hay más historia. No se trata de que te vuelvas más exigente a partir de esa edad, (recordemos que no es lo mismo exigencia que tener las ideas más claras), ni que, ¡de repente!, tu autoestima baje a niveles infrahumanos; y demás catálogo de tonterías con las que nos estigmatizan los/las que no están en la situación, (y que es tan fácil creerse...). Nada de eso. Que yo recuerdo que a mis 25 años me encontraba, (o mis "energías cósmicas" me presentaban jaja), con chicos medianamente interesantes y atractivos dispuestos a conocerme, (algunos fueron mis parejas); siendo YO, ¡la misma! Con menos experiencia y menos "leída", de echo, circunstancia que, (al menos racionalmente), debería de haber ido en mi contra por aquel entonces... No voy a entrar en descalificaciones absurdas ni en prototipos de hombres, pero evidentemente en comparación, hoy por hoy, el porcentaje de chicos que me puedan interesar se ha reducido drásticamente. ¿Acaso solo quedan "las sobras"...? Es ridículo, pensar así, ¡te tiras piedras contra tu propio tejado! Lo cierto, (y es bastante terrible), es que esos hombres "basura", posiblemente se muestren de forma muy diferente ante una mujer más joven y fértil; (de echo lo he testado científicamente). No se trata tanto del físico ni de la forma de ser como, simple y llanamente, de "la selección natural", pues tengo amigas guapísimas, listísimas y majísimas que llevan también años sin pareja; casualmente, de mi edad...

¡Por supuesto que no estoy diciendo que no se pueda conseguir! Pero hay que tener en cuenta que, a no ser que seas de naturaleza sortuda, busques solo compañía o seas qué sé yo ¡Julieane Moore!; ya no nos basta solo con esperar: tenemos que llevar la batuta, aprender a conquistar. Y con eso no quiero decir que haya que ser un hombre, más bien observar y rebatir su comportamiento desde una perspectiva femenina; sin arrebatarles su afán de dominio y virilidad. Pero, al mismo tiempo sin consentir ninguna manipulación, (fácil desde luego no es...).  Ya no te puedes permitir el lujo de bajar la guardia con asiduidad, y, si lo haces, has de ser consciente de que los prejuicios sobre la mujer soltera y madura pueden incrementar.

Respuesta estándar: "pues no te fijes en hombres así", ¡jajajaja!, ¿perdón...? Se trata de algo biológico, que está en la sangre, en la especie. No estoy hablando del típico maltratador o tonto del nabo (de los cuales, ¡por supuesto!, hay que pasar siempre allá se extinga el planeta Tierra), solo de hombres normales e interesantes que desean tener descendencia como muchas de nosotras, (no son todos, pero la mayoría) y que, respetuosamente, se decantan más por las más fértiles. Y por supuesto estoy hablando siempre desde el punto 0, cuando no somos más que opciones unos para los otros; lógicamente tanto ellos como nosotras nos enamoramos de la persona, no de un número, cuando surge el feeling. 

La mayor desventaja de la mujer frente al hombre, y en esto sí hay desigualdad, y siempre la habrá, AUNQUE SEA UNA INJUSTICIA ABSOLUTA: es la etapa fértil. De forma que un hombre de nuestra quinta, (que pueda permitírselo), elegirá a una mujer por debajo de esa cifra simplemente "porque yo no tengo la menopausea". Y aunque está más que estudiado que la calidad del esperma disminuye drásticamente a partir de los 40, físicamente (al menos), siguen teniendo sus soldaditos allí hasta el final de sus días.

Pero... a pesar de que el panorama es tremendamente injusto y no muy halagüeño, si te mentalizas de tu cambio de papel y de tu nueva situación; ¡es mucho más emocionante e interesante! Dejas de ser la princesa a rescatar a la señora que se pone en un pedestal, poderosa, que infunde más admiración y respeto que suspiros melifluos. Pues una mujer a partir de los 40 no tiene que aspirar a ser la más bella, sino la más interesante. Es difícil en una cultura donde se compara la dignidad de la mujer con campañas de ropa de todas las tallas, en las que se predican cosas como "tú eres única" mientras ves desfilar cuerpos de diferentes tamaños y colores, (todos únicos, por supuesto). Y mucho, ¡mucho...!, más difícil llevar las riendas del ligue cuando de toda la vida eso es más tarea masculina que femenina. Ellos tienen millones de manuales sobre el tema, nosotras tenemos que adquirir cada una nuestras mañas en solitario. Y digo bien, ¡en solitario!, porque no son muchas las mujeres dispuestas a admitir que todo cambia y que a los 40 no puedes  seguir actuando como cuando tenías 25. 

Aún así la nueva perspectiva merece la pena; es más gratificante escribir tu propia historia que esperar a que se cumpla el cuento que te narraron. Te obliga a investigar en la mente de los otros, ¡supone un reto para contigo misma! Y si la cosa no sale bien, (o ni surge la posibilidad), no te cabe la menor duda de que ha sido por el destino... Que no ha sido por tu culpa. Nadie te puede venir con historias sobre tu falta de autoestima, tu nivel de exigencia, tu romanticismo, tu amargura... Y demás memeces que las mentes incapaces de concebir esta realidad fabrican para no asumir el echo de que la juventud no es una actitud, sino una época. Y que la actitud es cuestión de voluntad, de poder, de la mente, no de carnes prietas o gastadas.

Asumiendo esta dura, pero liberadora, realidad, te alejas de la culpa y del victimismo; te haces dueña de la situación y lo de  menos es el desenlace. Lo que cuenta, como en cualquier buena historia, es la moraleja, no si el final es happy o tristón.