SOLO LOS FUERTES PUEDEN ESTAR REALMENTE SOLOS



La soledad es sólo perjudicial cuando va asociada a otros factores negativos. Si perdemos a un amigo nos sentimos solos, pero prima más esa pérdida que la soledad. En cambio, much@s... al cabo de pocos meses, cuando todavía el amigo no se ha ido de la mente, atribuyen TODO EL PESO a "me siento solo...". Si hubiéramos perdido de vista a un rollete plasta aún siendo lo único que tuviéramos casualmente, para muchos, primaría el sentimiento de libertad!! Y LA SOLEDAD SE IRIA AL CARAJO, a pesar de tb estar solos.
El sentido positivo de la soledad cada día se deteriora y pierde más y más... Pero claro, antes de poder hablar de eso hay que saber distinguir bien entre soledad y los sentimientos que puedan acompañarla. Y he aquí la diferencia entre una persona fuerte y otra que no lo es. El fuerte no atribuirá su éxito o su fracaso a un solo sentido redimentor... Ambos saben que la vida no es blanca o negra. Pero el fuerte no necesita creer que sólo hay dos opciones.
Dicho de otro modo. Si no se quiere distinguir el grano del arroz puede ser difícil verlo en su conjunto... La soledad, ¡¡palabra tan sobria y romántica!!, ¡¡de siempre ha sido la excusa perfecta contra otros Pecados y la libertad la perfecta para victorias excesivamente grandes (esa palabra tiene un tono poético e irreal que nos sitúa en el país de Nunca Jamás)!!
Así pues la soledad, que no sea voluntaria, parece que siempre tendrá un sentido negativo... a largo plazo. La única diferencia es que el débil la verá como la única causante del mal mientras que el fuerte, desgraciadamente, podrá soportar estas verdades y otras más. El fuerte sí beberá realmente de la soledad pura... al distinguirla bien. Y será capaz de sentir igualmente sus efectos verdaderos; como (por ejemplo) los que deja al cabo del tiempo si es perpetua: DOLOR. Que residirá en no tener a nadie de tu lado, ni tan siquiera a tus padres o a tu gato, pero ... ¿acaso eso no es lo mismo que estar solo?



3 comentarios:

Anónimo dijo...

La soledad es como su ausencia, puedes necesitarla más o menos, pero no puede ser para siempre.

Laura dijo...

Hola David:

Gracias por tus comentarios. Sí la soledad viene de la ausencia de alguien o algo y hasta que no se consigue o se llena ese hueco persiste; así que es difícil que sea para siempre. Tb estoy de acuerdo con que a veces la necesitamos pero ahí ya no la podemos llamar ausencia.

Anónimo dijo...

Por cierto, bonitos Cliffs Moher, bajaste más abajo para tomar la foto verdad ?