LA MIRADA DE MARILYN MONROE




  La primera vez que ví a Marilyn Monroe tendría seis o siete años, quedé impresionada por su imponente belleza, era la mujer más hermosa que había observado hasta entonces. Su bello rostro me atrapó; su mirada enigmática, me conmovió. Jamás, (nisiquiera en la mendicidad), había visto, ¡ni he visto!, mirada tan perturbadora como la de esta mujer. Es tan triste y desoladora que provoca PAVOR; parece llorar permanentemente. No es de extrañar teniendo en cuenta el infierno de sus primeros años: de padre desconocido, su madre la dió en adopción por incapacidad mental (fué criada por diversas familias) y sufrió dos violaciones. La joven Marilyn tenía un gran sueño: ser una gran actriz. No quería sobrevivir de doncella o ser mantenida por quien cayera a sus encantos. Marilyn era muy independiente, muy ambiciosa, muy soñadora y muy luchadora.

  Pero todo eso queda en segundo plano en su mirada; dominada por el dolor, el sufrimiento, el "asesinato" de su niñez. Y, sin embargo, tuvo una vida amorosa frugal: se casó 4 veces, uno de ellos fué la estrella del beisbol Joe DiMaggio, quien la golpeó pero jamás se olvidó de llevarle flores frescas a la tumba; y el brillantísimo intelecctual Arthur Miller. El mismo que dijo estas palabras acerca de Marilyn, (es el mejor piropo que he leído): "cuando estás con ella te dan ganas de morir, esta mujer es un reto para cualquier hombre; su presencia revela la naturaleza profunda de cada cuál. El farsante se vuelve falso, el tímido se encierra en sí mismo, el confuso se hace un lío".

  Marilyn era muy inteligente, el propio Einstein lo dijo. No sólo se libró de una vida anodina de niña de orfanato, fué estrella de Hollywood y productora de sus propias películas; paso prácticamente impensable en una actriz de su época. Llegó a su sueño: ser una gran actriz. No se la puede llamar mediocre: ganadora de dos Globos de Oro como Mejor Actriz y una nominación, Mejor Actriz por "El príncipe y la corista" en los galardones "David de Donatello", y dos nominaciones más de los premios BAFTA.

  Y aún así seguía enfrascada en sus supuestos complejos de "rubia tonta". Tal vez intentando ganarse el amor del público más inocentón. El amor, siempre el amor...


http://www.youtube.com/watch?v=o_Xp7u5G0Hs


  Marilyn murió a los treinta y seis años, aún siendo bella y joven, con posibilidades en todos los frentes; en la cumbre de su carrera. Según dicen, se suicidó, teoría un poco extraña teniendo en cuenta que la encontraran agarrada al auricular del teléfono y que la policía se ha negado a revelar a quienes llamó aquella noche; parece ser que tenía información confidencial sobre los hermanos Kennedy, con quienes se relacionó sentimentalmente. Sea como fuere pocos días antes fué ingresada de urgencias en un psiquiátrico y no era la primera vez que se atiborraba de barbitúricos y alcohol.

  Es innegable que nuestra estrella era una persona frágil y que coqueteaba, (y reía), con su fragilidad, dando a conocer al público sus supuestos complejos de "rubia tonta", que tanto la promocionaban. Y sin embargo... es el mayor mito del siglo XX, James Dean, Rita Hayworth, Kurt Cobain... hay vidas rotas más fugaces que la suya, muertes más truculentas, personajes de mayor envergadura y sin embargo... ¡Siempre nos viene su bella imagen cuando hablamos de MITO! ¡Una mujer que dejó de respirar hace ya 50 años! Yo, por ejemplo, sólo la he conocido por foto.

  Pero... ¿a qué se debe ese embrujo, ese magnetismo brutal que encandila a generaciones póstumas? Entre sus admiradores no sólo se enecuentran hombres atraidos por su sensualidad. Marilyn es el ejemplo claro de la influencia de la fama en la libertad personal, de lo que puede llegar a provocar.

  Y sin embargo el mundo la sigue admirando y aprenciando. Se ha convertido en estandarte de la fragilidad del mundo. Y yo me pregunto si ese papel no ha sido premeditado. Ninguna estrella del celuloide, del rock, figuras mediáticas, políticas... ha conseguido, y dudo que consiga, lo que ella: MARILYN MONROE ES AMADA POR SU FRAGILIDAD. Es la eterna princesa a la que se quiere salvar de un mundo cruel; pero también la heroina a la que recurrir para guarecerse de la "soledad". Ser una "pobre mujer" en el sentido más freuidiano de la expresión, ¡es un elogio cuando hablamos de Marilyn!
REPRESENTA LA HUMANIDAD.

  No obstante, no se tienen noticias de que fuera un ángel, sacó a su socio y amigo fotógrafo Milton de la productora quedando prácticamente arruinado, En otras palabras: no deja de ser una ilusión de los que queremos ver la paja en el ojo ajeno. La sensibilidad de Marilyn es la de sus mitómanos (entre los que me encuentro yo). Por ello, en nombre de esta luchadora nata, que en ocasiones ha acompañado mi soledad, sacaré otra conclusión de la mirada de Marilyn. Ya que, muy en contra de su imagen, no fué una mujer para nada frívola: prefirió dejar la fama de Hollywood por el anonimato y, a pesar de su fama, volvió a los estudios de interpretación para convertirse en lo que ella denominaba adivino que con cierta ironía "una actriz seria". Siempre defensora de sus sueños... éste es su verdadero legado:


  LO MÁS IMPORTANTE EN ESTE MUNDO ES AMAR Y SENTIRSE AMADO; AMAR A LA LLUVIA, AMAR A LOS SUEÑOS, AMAR AL PÚBLICO, INCLUSO AMAR LOS ENCASILLAMIENTOS; PORQUE ES LO ÚNICO QUE HACE DE LA VIDA LA MÁS EMOCIONANTE DE LAS "PELICULAS".




  En cierta forma, fué la mujer más "feliz" de este mundo; su vida tuvo sentido: luchó y ganó en lo que verdaderamente le importaba, excepto lo que no podía conseguir y anhelaba por encima de todo, su niñez rota. Para una heroina como ella, la impotencia suponía la peor de sus pesadillas. La idea de suicidio me parece un tanto descabellada en una mujer que, a pesar de las adversidades, estaba hambrienta de curiosidad.

  Porque la incombustible diosa no descansa, sólo hay que interpretar sus enigmáticos ojos que, con su particular lenguaje melancólico y enternecedor, nos demandan un poquito más de lo que no estaba en su mano lograr: cariño y admiración, a falta de calor familiar.

  Frases de Marilyn:

"Una carrera es una cosa maravillosa, pero no sirve para acurrucarse contra ella en una noche fría".
"No quiero hacer dinero. Yo sólo quiero ser maravillosa".
"No me importa vivir en un mundo de hombres, siempre que pueda ser una mujer en él".
"No me falta hombre, lo que me falta es amor".
"No entreguéis nunca todo vuestro corazón, ya que todo lo que es hermoso es un sueño breve y delicioso".



No hay comentarios: