TRANSICIÓN: TREINTA TREINTA Y...


La etapa de los veinte a los treinta en esta sociedad de la belleza y la juventud siempre supone éxito social. Da igual quienes seamos ni qué hagamos, siempre habrá alguien que te diga "eres un fracasado ¡¡pero eres joven!!", vamos que es un ejemplo clarificador también te pueden decir cosas buenas pero esa coletilla nadie te la quita. A los treinta no digo que no se sea joven, pero ya la cosa cambia... No hay más que ver las ofertas de empleo para darse cuenta. Parece que pasas a la etapa de las cosas serias. Pero al mismo tiempo tampoco eres lo que se dice un madurito. Un "sabio" al que se puede preguntar porque ha vivido mucho (muchos años)... SOCIALMENTE: estás en transición. Más también es época de cosas acabadas: de consolidarte profesionalmente ; a los veintitantos puedes pensar en largarte a trabajar a otros sitios con treinta o treinta y... es más difícil y te verán más como un infantil que un aventurero. Personalmente; si a los veintitantos no tienes pareja la gente puede pensar que eres exigente o algo demasiado valioso para conformarte con cualquiera, pero si con treinta y tantos no tienes se piensa más bien a la inversa... etc etc.


Claro que una cosa es lo que socialmente está estipulado cómo se tiene que ver la gente a determinadas edades y otra lo que pensamos internamente. No obstante... más cierto que el agua cristalina es que todos estamos sometidos bajo el brazo de la sociedad y las apariencias. Cuando eres "mayor" jeje (sobrepasas los cuarenta) estas cosas te afectan menos, así que tienes el privilegio de vivir como te dé la gana sin rayarte tanto sobre si estará mal visto tal y cual, o lo que hay que hacer, o si soy maduro o no, o si mi vida es como quiero o no... ¡Parece que los treinta y treinta y... son un punto de inflexión para cambiar tu vida, ¡el ahora o nunca!!


De ahí, yo creo, que existe la crisis de los treinta, aunque para algunos sean más preocupantes las arrugas o las canas. Pero si conseguimos que la sociedad ¡¡nos importe un comino!! ¡¡puede ser la mejor época de nuestras vidas!! Aunque para llegar a esa conclusión mentalmente hay que tener treinta o treinta y... y no todo el mundo que alcanza esa etapa tiene establecida esa correspondencia física-mental (teniendo en cuenta que como digo nadie escapa al brazo de la sociedad y es raro, aún así, el caso de los que no llegan con crisis a los treinta). De ahí, quizás, que haya tanto amargado "maduro" (a los cuarenta y...) por el mundo: se creyeron con demasiado convicción eso de que a los treinta treinta y... es la etapa del "ahora o nunca" y perdieron demasiado tiempo haciendo lo que socialmente era correcto... Y siguieron convenciendo a los jóvenes de treinta y treinta y.... que se querían convencer de que esto es así "ahora o nunca" jeje. Vamos que esto último es una forma de hablar la culpa no es de los cuarentones sino de toda la sociedad y de nosotros mismos, que somos quienes la formamos.


Para mí, los treinta y treinta y... SOCIALMENTE, es la etapa de los grandes retos personales, los que atañen más a nuestra integridad que a conseguir exitos sociales. Personalmente no tiene porque ser distinto, simplemente me lo quedo para mí, aunque...¡a pesar de los pesares sigo con la tontería de los treinta snif snif...! recién salidos del horno el pasado 27 de febrero.


Besitos.


No hay comentarios: