"LOS PECES"


   El tic-tac metálico de las manecillas entrelazadas rompen el compás de la tarde mortecina y ruin.
 El devenir de sus pasiones y desaires; son contrapunto violento frente a la vacuidad de ideas.
 Marcan el principio y el fin de una jornada repleta de Nada, en la ignominia de una tarde usurpada.
 De una tarde urdida en la desoladora y azarosa Necesidad.
 Y Transcurre el tiempo, terco y mudo, en un devenir de contradicciones;
ansiosas por devorar y absorber cada milésima de su sustanciosa sangría.
 Un segundo de esperanza, un minuto de gloria... ¡Una hora de sueños rotos!, ¡ya inalcanzables!;
apenas percibidos en el inmenso, ansioso, afán...
 Y transcurre las milésimas, meticulosamente; ¡crueles!
 Trazan cometas malignos que no se elevan ante la Libertad; sólo planean ras de suelo.
Zigzagueando por el lodo de las desgracias evocadas por esta hora raptada.

En esta tarde violada.











1 comentario:

Laparsimonia dijo...

Hola Laura, soy Alicia de 23 años. Me siento muy identificada contigo. Yo también tengo miedo de vivir a veces. Soy demasiado sensible y no entiendo ni encuentro mi lugar aquí. Vulnerable, frágil ante los demás... Me encantaría conocerte pareces una maga y yo siempre he querido serlo. :)

Un por qué, un significado a la existencia, un qué hacer aquí... una muerte infinita...

Te he encontrado buscando en google sobre el miedo a vivir...

Un saludo virtual desde madrid.