"Y ELLA RENACE"



   Ella murió. Exhaló entre sus brazos.
Saboreando el dulce amargor de su boca bañada en salvia y miel. Murió en el color de su sexo, ¡vivo color carmesí!; en su respiración entrecortada, y en su exhalante y clamoroso "¡sí!".

Ella se hundió, fundiéndose en el calor de su cuerpo, fuerte y apasionado; en un abrazo rumbo al Infinito... de las sensaciones y el placer... Así, ella falleció.


Ella vivió en la fría luz de su mirada, reflejo de aquél ser celestial. Vivió en la proximidad de su cuerpo, junto al tambor de su corazón. En la fortaleza de su presencia, y en el calor de su piel. En la dulzura de sus palabras; y en el misterio de su por qué.


Y ella anheló su presencia, sus razones y su amarga dulzura. Estar a su lado, caminar por el mismo sendero. Fundirse en él... Ella anheló su ser, su magia, que la extasiaba como efecto de una droga. Y ella necesitó... de su ser; de su corazón.


Su puzzle estaba incompleto. Sintió la necesidad de dar, de ser madre, esposa, esclava... todo basta tenerle a él, capturar la savia de su vida. Y poder respirar...


Él era sólo suyo, en el fondo de su corazón, era la pieza que encajaba.



¡Y ella grita!, ¡grita su nombre al viento! Y luego se abraza, imaginando que son sus brazos... que es su piel... que todo su espíritu se adueña de ella; y no le importa nada más. Le había conocido, le había odiado; y ahora sabe que le ama y que siempre formará parte de su ser.


Y ella renace en el recuerdo de su presencia, en la derrota de su desamor; en la necesidad de su calor, de su aroma... Y siente un frío que transforma en calor, un calor triste; que habitará en su alma en memoria de su ausencia. Y la dulzura... que, a pesar de todo, le proporciona su dramático desamor.


Y ella se siente viva de nuevo, tras tanto tiempo...


En el dolor y la tristeza: ella revive.


Y ella renace...




2 comentarios:

Jose dijo...

Amor, Vida y Muerte. Que seria de nuestra existencia sin amor, que seria de nosotros sin la necesidad de los demas, que seriamos si no unos seres que nacen camino de su final. Que seriamos sin pasión, sin el contacto humano... seguramente eso, dejariamos de ser humanos.

Por eso es tan importante encontrar a esa persona que nos hace sentir así, y que sienta lo mismo para que no complemente.

Precioso poema :)

Laura Gomila dijo...


¡¡Qué bien has entendido Jose!! Da gusto conocer a gente como tú que va más allá del "está bien" o "está mal". Es un "poema" triste, pero tiene un mensaje muy positivo que tú has captado a la perfección. Ni yo misma lo hubiera dicho mejor. La vida es sentir. Tal vez sea más motivador sentir, dar... que esperar. Es tan contrario a lo que nos enseñan... Supongo que depende de para quién y lo importante es siempre sacarle jugo a lo que nos vaya pasando y buscarle el sentido que más nos convenga. Eso es vivir.