EL VOLUNTARIADO Y "SER BUENO"



  Jamás podré entender por qué ser bueno y querer ayudar son vistos, a veces, como sinónimos; es más, cómo se adapta a una tipología muy especial de persona.

Empecemos por "ser bueno". Para empezar las buenas personas no los son las 24 horas del día, y pueden tener temporadas en que se convierten auténticos lobos, la bondad, como todo, no depende sólo de uno mismo. Así pues eso de ser bueno... según y para quién. Ya que luego está el tema de la religión la moral, la inmoral la política... que dice qué es ser bueno y qué no, ¿y hasta qué punto nos acogemos a lo estrictamente correcto para bautizarnos o a "nuestro corazón"? Todo eso es un misterio señores... Y sólo para empezar...

Luego está "querer ayudar", concepto aún más enrevesado y complejo, ya que no depende sólo de la forma de ser de cada uno (dentro de todo lo que eso entraña), sino también de los intereses; que pueden ser tan diversos... Se puede ayudar pensando que esa ayuda nos será recompensada con creces, para expiar culpas, o por un deber patrio, porque no nos castigue el señor, o simplemente porque se trata de un familiar un ser querido, o sólo para combatir el aburrimiento...

Otro aspecto que toca bastante la moral dentro del "querer ayudar" es aquella idea de que el voluntario tiene como principal motivación "el voluntariado". Me explico: un médico que se va a África a combatir la malaria dudo mucho que si le dicen "aquí ya no eres necesario, pero quedó un puesto libre para cuidar ancianos en un geriátrico", acepte el cambio. No porque haya nada de malo en lo segundo, sino porque no todos los voluntarios tiene como motivación principal "ser voluntario", (que también es una opción respetable); los hay, y diría que son mayoría, que sólo son voluntarios en un área que les motiva. Como un hobby, algo concreto.

Y si unimos todos los cabos da para mucho, así que... ¿por qué se tiende a pensar que todas las personas que entran en un voluntariado son "buenos" y quieren ayudar? Uno puede entrar en un voluntariado para ganar experiencia, para meter la cabeza en un puesto de trabajo. O simplemente porque le gusta esa labor. ¡Ojo!, no trabajar y no cobrar, (aunque para algunos será una opción y es muy loable), sino, como dije antes, como hobby.

En verdad todo esto lo tenemos en cualquier actividad humana que desempeñemos, si nos da la gana, en el mismo trabajo, allá sea de peón, estamos ayudando a la gente a consolidar un hogar, nos puede agradar, podemos considerarnos muy buenos por hacerlo etc. Y lo mismo con cualquier labor social o espiritual; cualquier cosa que creémos. Del mismo modo que también podemos hacer cosas consideradas buenas con afán destructivo e invertir el ejemplo.

Lo cierto es que todo lo que hagamos repercutirá favorablemente sobre unos y desfavorablemente sobre otros. El ejemplar peón posiblemente esté privando de un estratégico campo de fútbol a los niños del barrio, y a pesar de considerarse bueno, le importará un bledo, normal. El sermón de un cura puede suponer un suplicio aburridísimo para cualquier niño pequeño (o adulto sonnoliento) y dudo mucho que alguno se de prisa en terminar si atisba algún bostezo. 

Así pues no entiendo... ¿por qué se presupone que los voluntarios sólo buscan hacer el bien sin mirar a quién y tienen que ser almas temerosas de Dios (que por cierto, nada tiene que ver con ser bueno)?

Habrá de todo, digo yo.



2 comentarios:

Jose dijo...

Ciertamente, no es lo mismo. Ni como dices, nadie es bueno, ni el 100% de las veces. Seguramente todos nosotros tenemos nuestros momentos, en que ayudariamos al que se presentase con un problema delante nuestro, y otros momentos en que huriamos solo ante la posibilidad de que alguiens nos vaya a pedir algo.

En cuanto al ayudar a los demas, efectivamente no siempre se hace de una forma altruista, sin esperar nada a acambio, o recibir algo. Por eso, de encontrar a alguien que lo hace de esta forma, lo hace realmente singular y especial.

Pero es que no nos engañemos, el ser humano es egosita de por si, y en la mayoria de las ocasiones puede estar buscando algo. Pero, a menos que ese algo sea realmente enrevesado y malvado, que incluso podria ser, ¿que mas da? si busca y consigue algo, lo bueno que haga, ¿deja de serlo? ¿deja de ayudar? ¿deja de ser importante para otro?

La respuesta es no, es que seguira siendo algo bueno, y eso es lo realmente importante.

Laura Gomila dijo...

¡¡Holas de nuevo!!
Por cierto ya sé cómo encontrar tu blog, qué bien.
Me apunto lo que has dicho: la gente "mala" puede hacer cosas buenas, por el motivo que sea, y eso tb es de apreciar.
Aunque por supuesto para mí siempre tendrá más valor lo que hagan las personas buenas, por aquello de la intención que es lo que cuenta y esas cosas...