"STOCKHOLM"; RODRIGO SOROGOYEN (8)


                                                                           
LO ABSURDO

  "Stockholm" es una gran película, y no sólo eso, es una película valiente, que se atreve a adentrarse en la psiquis de muchas personas jóvenes (y no tan jóvenes...) de esta generación. Y creo que ésto es lo más destacable del film. Así que, aunque es digna de las mejores críticas; por su guión, puesta en escena, fotografía, actorazos y todo el entramado artístico; me parece más conveniente ahondar en la relación entre ambos personajes.

  Chica X y chico Y representa a un grupo de jóvenes perdidos que se perciben más como tipologías que como personas, a pesar de que ambos personajes (un gran acierto del film) son bien particulares, definidos y  hasta "reales", como lo son los jóvenes que representan. Es la historia de la trampa del individualismo mal concebido, que en lugar de hacernos más particulares para enriquecernos, nos hace más egocéntricos para diferenciarnos, distinguirnos y embadurnarnos de perfumes y aceites . Y cuenta lo siguiente: chico X y chica Y salen a divertirse una noche cualquiera en un bar madrileño; ambos se cruzan miradas; ella parece prendada de él y él siente una atracción profunda, o así parece reflejarlo la cámara. Chico Y se acerca a ella con la típica fórmula de ligón de discoteca, pues está en una discoteca, y ella le rechaza porque no busca un rollo pasajero. Hasta ahí todo bien; no obstante él insiste, y ella termina cediendo. Parece que ambos son similares en algunas cosas, y en las que no, se complementan: son listos, vivarachos, cachondos, apasionados, inquietos... él es echado para alante seguro de sí mismo y ella insegura y miedosa. Encajan como las piezas de un puzzle, en apariencia... Y de ahí mi título de "lo Absurdo"; porque lo que a ojos de cualquier persona sensata y con cierta dosis de moralidad pasa desapercibido, es la base, real, de toda esa relación. Y es que la física y química entre ellos te hace olvidar un "pequeño" detalle que es justamente la crítica que se le hace a esta historia de "amor"; la que hace que la historia que pudiera ser... no llegue a ser nunca y caiga en el Absurdo. Y es que: ES "LA NOCHE", ES EL RETO... Aquella primera entrada del muchacho dándole a ella sus llaves porque "se ha enamorado", (aconsejo que si queréis verla dejéis de leer porque quizá rebele parte importante), que sólo parecía una llamadita de atención, ES CLAVE. Ella, miedosa y algo inocente, la parte implicada del espectador moral, lo entiende como yo: es sólo un inicio, nadie es tan imbécil como para no dejar de jugar cuando la "amistad" o la interacción va a más, no puede ser que una persona con la que te entiendes bien, se supone que inteligente, pueda traicionar por algo tan estúpido como un polvo o conquistar "el corazón" en una noche. Él, inmoral, en cambio piensa más bien lo contrario; ella le cae bien, le atrae, hasta cierto punto se "enamora", pero sólo en el marco de la noche. Pues concibe que toda la química y física que ha habido es sólo parte de un juego en el que se puede mentir, ultrajar y menospreciar al otro por ganar algo tan estúpido como un polvo, traducido para él, que es un niñato muy inmaduro, como "el amor". Él da por hecho, en cierta forma, que ella tiene que entenderlo porque es inteligente, (excusa que le da más poder para jugar con ella); que perderá y llorará un tiempo porque perdió en el juego mientras él ríe, y lo asumirá. Sin pararse a pensar Y que si ella perdió en el juego, es precisamente porque no está bien anímicamente, no porque creyera en sus palabrejas. Sin pararse a pensar X que él ganó precisamente porque es inmoral y se metió de lleno en el juego, sin importarle su estado de ánimo. Ambos nadando en su submundo multicolor de "la noche" donde los disfraces se transforman en personas o las personas en disfraces... ¿Qué es más importante en el juego hacerse amigos o ganar?, son peores que niños; no entienden que el juego no es lo más importante.

¿Se hubiera desenvuelto esta trágica historia del modo en que ocurrió si el escenario fuera diferente...? ¿Hubieran llegado a formar una bonita pareja si "LA NOCHE" no les hubiera nublado las neuronas? Tal y como se desarrolla la historia, no es difícil de imaginar. Y sin embargo... Ahí está el batacazo y la triste realidad que muestra esta película: las personas, en ocasiones, pasan a ser enterradas bajo los roles y situaciones; y nada tiene que ver la inteligencia ni las energías de la juventud. Desgraciadamente, cuando eso ocurre, nada es suficiente para cambiarlo. Es una historia de amor entre jóvenes; pero va mucho más allá... Retrata de forma muy sutil, un clima insano, que no obstante es real y bien real, que respiramos a diario, en especial las personas de las ciudades, donde la desconfianza y las ansias de poder son partículas que respiramos cada día, hasta el punto de idiotizarnos. Todo esto no sabría decir ahora de qué viene; si de la educación, la crisis económica... supongo que todo tiene que ver, por culpar a algo. Por no decir directamente que retrata sin tapujos lo que en verdad hay bajo la primera capa de algunos seres humanos: pura miseria, maldad y banalidad; que encima ni es reconocida, ya que cuando eso ocurre suele ir unido a buena dosis de incongruencia e infantilismo. Se puede jugar con las desgracias de las personas, (creo que es bastante evidente que la chica no toma esa decisión por haberse creído realmente que él era su príncipe sino porque se siente utilizada, y ya venía con la mochila a rebosar), pero por supuesto sin ver más que la punta del iceberg, no vaya a ser cosa que el juego se acabe y tengamos que mirarnos directamente a la cara y ver el motivo por el que algunas personas necesitan ponerse por encima de los demás, y veamos que sólo somos basura.

Me parece muy acertada la escena final, donde el hueco, porque no tiene otro nombre el personaje de Y, corre a ver lo que ha pasado de espaldas a la cámara, para que seamos libres de interpretar qué pudo sentir, ó, que los sentimientos y remordimientos del hueco no merecen la pena ni ser filmados, ya que no son relevantes ya...

También es una crítica brutal a la incomunicación y a la debilidad mal entendida que subyace bajo capas y capas de apariencia feliz, segura y dicharachera. Los valores están viciados: cuenta lo que demuestras en pocos segundos, sino eres juzgado; y no hay peor veredicto que el de ser "débil". Entrecomillado, ya que ser "débil" en semejante ambiente sólo significa estar pasando por un momento muy malo, y ser fuerte, estar pasando por un momento genial. Puesto que en realidad nadie es fuerte o débil toda la vida. Y no hay nada más... El que más ruido hace es el que más es aplaudido y el que menos ruido hace o rechaza el ruido es la diana. Y todo esto dicho en un entorno festivo donde nada tiene más importancia que si estos dos tórtolos acabarán o no juntos en la cama...¡¡Qué difícil debe ser llegar a tocar la fibra sensible del espectador con una historia tan mundana y trivial y cómo lo consigue!!

Y ya por último, está muy bien que el director no frivolice las relaciones chico golfo-chica tonta, eso es una lanza directa al machismo y a la falta de escrúpulos. Ya que deja muy claro qué puede haber detrás de esas "chicas tontas" y qué no puede haber más allá de esos "chicos listos".

El mundo es como es; ni más rosa ni más gris. Ni más profundo (visión ella)  ni más superfluo (visión él) de lo que nos dicen; aceptar al otro tal cual es, no como nos gustaría que fuera... Pero para eso antes hay que escuchar más a los demás que a nosotros mismo y dejar el ego o los "debería" en segundo plano. No es fácil hoy en día, ardua tarea...



No hay comentarios: