"LA PIEL QUE HABITO"; PEDRO ALMODÓVAR (8)



ESTIMULANTE

Almodóvar no es presicamente santo de mi devoción, pero me ha soprendido muy satisfactoriamente en este thriller-drama-comedia que conjuga a la perfección, sin escatimar calidad a cada género.

Ambientada en un caserón toledano rodeado por un espeso bosque; nos cuenta, a trompicones, (saltos temporales muy adecuados para el desarrollo de la intriga), los ambiciosos proyectos de un cirujano loco (Banderas) que pasará a ser uno de los psicópatas más retorcidos y desequilibrados de la gran pantalla. En sus planes se combianan ambición profesional, venganza y redención; tres en uno. Marco perfecto para tocar diversos temas como la perdurabilidad de la identidad propia, el amor incondicional y el vacío de la pérdida. Enfocándolos mediante la acción, más que el diálogo, que en esta película es el adecuado (dentro de las rareces propias del director).

Almodóvar consigue llevarnos del drama a la risa en un abrir y cerrrar de ojos, en una misma escena, sin olvidar el eje principal: la intriga y el terror psicológico. Puesto que, a pesar de la irrealidad de la historia, una llega a sentir escalofrios por lo que puede llegar a hacer el ser humano. Y lo logra sin que lleguemos a identificarnos (imposible) con ninguno de los personajes; captando nuestro interés através de la escenificación, de los planos, en los golpes de efecto del guión... y todo lo que supone la parte técnica. No necesita que empaticemos con ellos para que nos caguemos de miedo, y eso, en el terror, es tarea complicada.

Elena Anaya sobresaliente en su interpretación, salvando con creces las incongruencias del personaje peor dibujado.

Lamentas su fin.



No hay comentarios: