POLEMICA: ¿"REALIDAD" O "VALOR"?

Filosofías de la vida







25-III-2008. Estamos más que nunca metidos de lleno en la polémica. Eso es algo que innegable, inevitable y praxible; así que tolerable. Yo me sirvo algunas veces de ella (¡no no voy a negarlo!) ¡tampoco me da la gana de vivir en una isla desierta! Como "está de moda" es eficaz para imponer opiniones o llamar la atención. Pero... ¿hay alguna diferencia destacable entre una cosa y la otra?

Y sí, ¡dije Imponer!, porque si lo que buscamos es dialogar se puede hacer de forma tranquila pero claro no estamos acostumbrados a la generosidad sin un beneficio como trueque; así como que el trueque sea algo que nos estimule. Y el morbillo; es las dos caras de la moneda... gusta y nos intimida a la vez (todo depende de cual) ¡el "arma perfecta"! Pero... ¿qué ocurre cuando el arma se convierte en objetivo? No creo que sea una tendencia: ya está pasando. Pongo un ejemplo exageradooo vale pero que está ahí, en pleno ojo público encerrando todos los tópicos polémico-morbosos de última generación: ese fenómeno llamado ¡Risto! (fijaooos ¡lo he llamadooo fenómeno!) He visto poco esta edición de OT. Pero poco sobra para ver quien es la estrella del firmamento ¡Y esque ese tipo es más aplaudido que todos los triunfitos! ¡y eso que no canta! Y aún sabiendo la mayoría que no es más que un friki televisivo (y del de debajo del disfraz sólo sabemos que acepta ser Risto) apañado para subir cuotas a toda costa; le aplaudimos criticamos... ¡Siempre está en el candelero! Y todo por llevar un look a lo Elvis Presley (que me perdone desde el cielo) y montárselo a lo James Dean caricaturesco y caradura. Lo único que dice el tío, (y repito su personaje) es insultos personales, que para mí ¡ni con ingenio! Obviando cualquier comentario técnico o inteligente: Dejando, sutilmente... que sea el público no entendido el que interprete sus monadas. Haciendo que lo mejor de su profesión y la educación musical sea un terreno tan subjetivo ¡como inexistente!; nivelándolo a la opinión radical, subjetiva y borreguil de nuestras ansias de notoriedad ( porque sabemos que no entendemos de música pero nos empeñamos en interpretar, no obstante, sus palabras ¡como profesor! (los insultos no son interpretables así que quien interpreta algo más verá...) al igual que, con el gesto, a estar ahí y tener su cargo ¡y lo que gana...!).

No es que sea seria ciertas "bromas" así (sin ser las suyas) igual me entretienen al igual que Tamarit, "¿Quieres ser millonario?", Lina Morgan que parecen haber pasado a mejor vida... Pero tan solo eso: no lo acepto como modo de vida. ¡Eso es vendernos gato por liebre! ¡Tomarnos el pelo vaya! ¿Y todo por? ¿por salir por la tele y ser famoso? ¡La polémica morbosa que se honre de serlo sin buscar más protagonismo! Volviendo al ejemplo Risto... Se juega con la grandicocuente ¡VERDAD! y esque tras su concupiscencia parece que se escapa la fragilidad del mundo... Sin embargo, no hemos de olvidar que los triunfitos son proyectos de triunfos, que están en etapa formativa como cualquier estudiante universitaro. La vida fuera es dura y claro todos tendrán que aprender pero de eso ya se encargará la vida; ¿acaso ahora ya no recordamos eso de que los padres no pueden enseñar cómo vivir la vida a sus hijos? ¡Y eso sin ser el padre (jajaja)! Y para colmo descarga energías este Risto, ¡que no sé qué tan listo es...!, pues no todos serán triunfos. Y ahí tenemos la excusa perfecta para ser más duro con los que triunfarán claro... para insultar meterse con las curvas de las concursantes... ¡claro claro! En fín, es como ese profesor de matemáticas que en lugar de enseñar mates se dedica a meterse con el físico o la forma de ser de sus alumnos porque les cae mal o porque han suspendido mates sin que él hable de mates precisamente... Absurdo ¿no?

Y habrá quien diga ¡esque nos gusta el morbo! o ¡esque el concurso está para entretener! Pues bien, ¿por qué ponen un jurado?, ¡que los dejen a manos del público entonces! ¡El papel de Risto sería más adecuado entonces para Jesús Vázquez o los triunfitos! ¡Pero el papel de payaso para la parte más interesante y didáctica del programa...! ¡joder ya les vale! ¡Eso es tomarnos el pelo! Para que luego nos llenemos la boca con ¡La Libertad! ¡Pues menuda Libertad en la que consentimos que nos manejen como corderos! y encima a sabiendas... es triste.

Todos mis respetos a los que les encanta Risto, pero seré una cursi pero me preocupa la dirección que está tomando la sociedad de dar tanta importancia al morbo y huir de lo importante... Porque no se trata de Risto, se trata de una actitud que se en la calle, en los bares, en los debates serios... La tontería está pasando del entretenimiento al objetivo. Y eso me parece muy penoso, incluyéndome a mí dentro de la sociedad ¡por supuesto!, porque tarde o temprano también caigo...

Es una rueda absurda que sólo nos leva: a la soledad, al juzgar por aparincias que nos dicen en nada concreto como base de apoyo al morbo (de por sí impreciso...); nos comemos el tarro inutilmente emperrándonos en sacar conclusiones de lo inacabado, de la herramienta (de hecho)... Ya que para el mundo del morbo preguntar ¿qué quieres decir? es quedar como panoli ¡para siempre! Eso nos lleva, ¡además!, a los mundos de Peter Pan; al comernos el tarro buscando profundidad donde no la hay ¡a la irrealidad! Precisamente lo contrario de lo que defienden los que llevan esta apariencia por bandera. Puesto que no hay nada tan fuera de la realidad y la verdad que formarse castillos de arie sobre desconocidos, o lo que es lo mismo, sacar conclusiones demasiado rápidas y tajantes... Esto llevará al tercer punto negativo: ¡la desilusión posterior! El cuarto sería por tanto ¡negatividad! ¡Y vuelta a atrás!: ¡soledad...! A pequeña escala, creo que muchos de los problemas de relación , de soledad, en la actualidad se deben precisamente a esta manía de entender el mundo por estereotipos fundados en ideas morbosas y simples. ¡Como si el ser humano fuera una mercancía! Y esque... la parte buena, esque nos otorga ¡la oportunidad de saber casi apriori como es ese o aquel cuando eso está al alcance de tan pocos...! Es comprensible ¡eso es excitante!, una fórmula mágica que, al ser tan mecánica, hace que de equivocarnos, nuetros errores también sean por tanto limitados... ¡siempre se sale "ganando"!

Seguro que os habréis encontrado con situaciones similiares: Ej: Ana y Pati son dos muchachas de 23 años. Ambas, dejaron los estudios a los 18 y se están replantando qué carrera escoger ahora que ya son mujeres de mundo (¡jejeje!); queda poco para echar las instancias y están con un cacao mental... las dos tienen "algo" ahí que no saben si es novio o rollo, que no las trata como ellas quisieran. No tienen amigos verdaderos y sus padres no las entienden. ¡Para más remate! resulta que en sus cinco últimos trabajos las han echado antes del mes haciéndoles la vida imposible antes. Quemadas las dos... Están de promotoras en una centro comercial. Pati lleva seis tarjetas vendidas mientras Ana tres. Hace una hora que ambas no se comen ni una venta y no saben de qué hablar. Las dos necesitan una amiga y formarían una buena pareja y sin embargo... Pati piensa: "¡vamos a darle un poco de morbillo a la cosa, ella tiene menos ventas que yo voy a picarla (al fín y al cabo sólo es morbillo inocente)!" Pati ayer tuvo bronca con us chico y desea hablar, ¡pero ni se lo plantea! aún a sabiendas de que su compañera está en las mismas. Piensa "total el mundo es una mierda ¡y si con 23 años ya! nadie me ha echado una mano..." ¡así que lo más inteligente es putear a la otra! restregarle que es una inútil, a ella le molestaría mazo que se lo hicieran pero desde su punto e vista de bromilla graciosa porque es morbillo "ni lo ". Ana, podría tener muy mala sombra... sabe de sus problemas con su chico por otras compañeras y podría decirle cosas que Pati desconoce de su "chulo" pero no es el caso... Aunque podría serlo, otra cosa que se podría evitar Pati de no darle tanto al morbillo.


Ana: "Oye ¿y tú cuanto llevas? (sonrisita irónica)

Pati: Yo llevo tres, ¿tía cómo lo haces? ¡yo no llego ni de coña! (sonrisita irónica) "¡qué zorra! ¡sabe de sobra que va ganando! pues si cree que me a a picar... de mí no se ríe".

Ana: Es cuestión de suerte ya verás como tú me ganarás ¡seguro tía! (sonrisita irónica). Y lo mismito que piensa Pati sirve para Ana.

Pati: Gracias tía... (y sigue el rollo)

Suponiendo que se hagan íntimas, con esa actitud seguro que desconfían durante más tiempo del necesario la una de la otra. Retrasando más sus problemas y dependencias emocionales. ¡Y han perdido una tarde entera estupenda para pensar en su futuro y elegir la carrera que más les llene!

A veces tengo la impresión... que utilizamos "el morbillo", "el bacileo", "la polémica absurda" (que es únicamente a la que me refiero SIEMPRE AQUI) como en la post guerra la pelis de "THE END" (el típico final feliz) . Al decidir sobre lo inconcreto decidimos sobre muchas posibilidades (hipótesis no reales) y nos engrosamos por tantas... ¡somos como adivinos! La única difernecia esque antes se reconocía que veíamos películas bonitas para olvidar la dureza de la vida cotidiana... Incomparablemente, más dura que ahora, pero en cierta forma ¡igual! más plena...

¡Puufff! voy a tomarme una aspirina C ¡que además está bien rica! ¡Ciau!

P.D.: Como siempre esa imagen surrealista es de la genial Ellen Kooi.




No hay comentarios: